La pareja gay agredida en Almería va a luchar para que se condenen los ataques homófobos

Ricardo y Luis han manifestado su intención de luchar para que se haga justicia después de saberse que el presunto agresor ha sido puesto en libertad con cargos.

pareja gay playa Almería“No es tolerable. Nos pasó a nosotros, pero le puede pasar al resto”. Son las palabras de Luis, quien junto con su pareja fue agredido en la playa de Torregarcía, Almería, por un joven de 25 años que ya ha sido puesto en libertad con cargos acusado de una infracción de lesiones. Luis y Ricardo acudieron al forense para someterse a las pruebas periciales que aportar a la investigación de su denuncia. Ambos tienen heridas en la cara, Luis incluso tiene cuatro puntos de sutura. “Nos podían haber matado”, subraya Luis.

La pareja agredida ya ha contactado con colectivos LGTB de Almería, que ya les han comunicado que les prestarán todo su apoyo durante el proceso judicial. “Vamos a luchar para que se vea como un caso claro de homofobia, porque había más gente haciendo nudismo y agredieron a los dos más viejos y débiles. No hay otro motivo que no sea ese”, alega Ricardo.

La consejera de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, María José Sánchez Rubio, condenaba por su parte “absolutamente” cualquier tipo de agresión que se produzca por una actitud “intolerante al respecto de la opción sexual de las personas”, al tiempo que afirmó que “agredir a unas personas por el hecho de ser homosexuales es una forma gravísima de intolerancia”. Sánchez Rubio expuso que esta agresión es “absolutamente intolerable, no puede ocurrir y hay que poner todos los medios para que no ocurra”. Por tanto, la consejera espera que “finalmente la justicia tome las medidas necesarias con estos agresores”, pero, sobre todo, que la sociedad “vea, aprenda y analice que al final si no hay tolerancia, si no podemos convivir, si perseguimos a las personas por su opción sexual, por su ideología o por su opción religiosa, estaremos en una sociedad que mira al pasado y una sociedad en blanco y negro que hace mucho tiempo que tendríamos que haber superado”.

La pareja seguirá luchando para que se condene este ataque, pero afirman que no saben si volverán a la playa donde fueron agredidos. “Para nosotros Almería era un paraíso. A partir de ahora, no lo sé”.

¿Te interesa el contenido?