Piden prisión para un hombre de Jaén que dio una paliza a su hija por ser lesbiana

El padre habría querido justificar los golpes porque “quería castigar una conducta sexual inadmisible”.

6/12/2011 - Jordi San Ildefonso | El fiscal pide 11 meses de prisión a un vecino del pueblo jaenés de Mengíbar por darle presuntamente una paliza a su hija por ser lesbiana. Según el Ministerio Público, el agresor “quería castigar lo que considera una conducta sexual no admisible”.

Los hechos ocurrieron el pasado julio cuando, en plena calle, padre e hija discutieron. Fue entonces cuando el hombre habría decidido golpear a su hija con el bastón que llevaba en la mano.

La chica, de 19 años, comenzó a huir mientras el padre la perseguía a bastonazos ocasionándole contusiones en el brazo derecho y en la espalda, además de quemaduras en los pies tras perder una de sus zapatillas en la huída.

En un primer momento la hija declaró ante la fiscalía que el motivo de la paliza fue el inicio de una relación sentimental con otra chica. En una posterior declaración la víctima rectificó y desdijo las acusaciones contra su padre, lo que hizo que se archivara la causa.

Pero el Ministerio Público recurrió ya que, al parecer, cuentan con el testimonio de un vecino del pueblo que habría presenciado la paliza.

La fiscalía solicita, además de los once meses de prisión, que el presunto agresor no se acerque a menos de cien metros de su hija ni mantenga ningún tipo de contacto con ella durante tres años. No se pide compensación para la víctima ya que ella misma ha renunciado a ello.

¿Te interesa el contenido?