Miguel Bosé y Eugenia Silva, unidos en la lucha contra el sida

Eugenia Silva, más que una cara bonita, embajadora de la fundación lucha contra el sida.

Miguel Bosé y Eugenia Silva29/11/2012-Julia García-Campero La tercera Gala contra el Sida, que se celebrará en el hotel W de Barcelona hoy con el objetivo de recaudar fondos para varios proyectos de investigación en el campo del VIH, tendrá este año sorpresas especiales con la participación del ilusionista Anthony Blake, que invitará a participar a los asistentes en un espectáculo de magia donde la mente será la protagonista.

Eugenia Silva será la cara de la gala a favor de la lucha contra el sida. Hace más de tres años que Miguel Bosé la llamó para organizar una gala para recaudar el máximo de fondos posibles por impulsar la investigación del virus VIH y el sida y dar visibilidad a una enfermedad que, a pesar de los avances científicos, sigue causando estragos en todo el mundo. Eugenia Silva, reconocida modelo y actriz, se embarcó en este proyecto inmediatamente.

El evento al que acuden multitud de personalidades del espectáculo, de la sociedad civil, política y del mundo empresarial español, llega a su tercera edición, tres días antes de la celebración del Día Mundial de la lucha contra del sida.

Pero Eugenia Silva es mucho más que una cara bonita, dando imagen a la fundación. "Mi principal labor es concienciar a la gente para que se involucre en esta causa a través de las donaciones que cada uno pueda aportar", señala la modelo, implicada en cuerpo y alma en este empeño.

A pesar de la crisis, o tal vez por ella misma, la modelo ha doblado los esfuerzos para que la próxima gala sea todo un éxito, superando, incluso, lo conseguido hasta ahora. También, Miguel Bosé recordó que "es una enfermedad que nos puede tocar a todos" y se mostró convencido que se superará la recaudación del año pasado de 495.000 euros, gracias a la gran implicación de la sociedad. Para que la investigación del VIH, que se lleva a cabo en el laboratorio que lidera el doctor Bonaventura Clotet en el hospital Germans Trias i Pujol de Badalona, pueda seguir avanzando.

"Desde que formo parte de la fundación, he podido ver cómo las empresas, amigos y personalidades se han involucrado en esta causa y es realmente muy gratificante " apunta E. Silva y añade " Este año somos conscientes de que tal y como está la situación del país, la gente no se va a poder volcar como antes, pero agradecemos cualquier ayuda" Aún así, las expectativas son altas y la ilusión nunca se pierde.

Pero no sólo se trata de lograr que quien pueda se involucre en el proyecto, si no de concienciar, de dar visibilidad al sida, de recordar que la enfermedad existe y que el virus que la produce sigue propagándose a pesar de las campañas informativas que en los canales divulgativos se han multiplicado exponencialmente desde que irrumpiera el VIH en los años 80. De hecho, se estima que una tercera parte de los portadores no lo sabe y, según datos de la Conselleria de Salud, el cuarenta por ciento de los nuevos diagnósticos se realiza con retraso, lo que multiplica tanto las probabilidades de transmisión como los daños al sistema inmunitario del infectado.

"La gente de mi generación no está bajando la guardia porque sabemos que es una enfermedad que está ahí latente y que nos puede llegar a afectar a cualquiera. Hemos crecido con ella y lamentablemente muchos conocemos a alguien cercano que se ha muerto" explica la modelo. "A quienes tenemos que concienciar realmente es a las futuras generaciones para que sean conscientes de que a la hora de mantener relaciones sexuales siempre hay que utilizar preservativos".

Ese también es uno de los motivos de la gala: recordar, a través de caras conocidas y queridas por los y las más jóvenes, que el VIH sigue acechando y que la lucha contra el sida lejos de vislumbrar su fin requiere más esfuerzos.