La asociación Adriano Antinoo entrega sus premios por la igualdad

Los galardonados han sido Grande-Marlaska, Eduardo Mendicutti, Empar Pineda I Edorzia, Kim Pérez Fernández Figares y Mariló Rodríguez.

premios adriano antinoo2014La sede de la Fundación Cajasol en Sevilla acogió el sábado la III edición de los Premios Adriano Antinoo, unos galardones que llevan el mismo nombre, y que se conceden a personas o instituciones que han desarrollado una trayectoria por conseguir la igualdad real en la sociedad.

En esta edición, la primera galardonada de los premios ha sido la escritora y activista feminista Empar Pineda, quién recordó en su discurso de agradecimiento que los derechos conseguidos están cada día más en peligro, y se dirigió a los más jóvenes subrayando que los mismos “no han caído del cielo, sino que son fruto de la lucha de muchas mujeres y hombres a lo largo de la historia”.

El segundo galardonado fue el escritor Eduardo Mendicutti, quien halagó la labor de las entidades sociales LGTB y recalcó el importante papel que han tenido para conseguir derechos como el matrimonio igualitario, así como agradeció a José Luis Rodríguez los avances sociales conseguidos y recordó a las autoridades educativas que hay que tener tolerancia cero con los centros educativos que discriminan a profesores y alumnos por su orientación e identidad sexual.

Kim Pérez subió a escena en tercer lugar, y ofreció una pedagogía sobre la diversidad que cada individuo ejerce en cuanto a orientación sexual e identidad de género en la sociedad. Reconoció a la Junta de Andalucía los esfuerzos que en los últimos tiempos está realizando a favor del colectivo transexual, fundamentalmente en la entrada a debate parlamentario de la Ley Integral de transexualidad, pero insistió en que hay que proteger a los menores transexuales en materias de educación y sanidad.

Fernando Grande-Marlaska agradeció este reconocimiento haciendo un recorrido por todas aquellas personas que han influido en su trayectoria, desde ámbitos políticos, periodísticos y literarios.

La política Mariló Rodríguez Carrasco defendió su lucha feminista como una “forma de vida” y defendió que la pelea por conseguir la igualdad de las mujeres, es política con mayúsculas.

El momento más emotivo se vivió con el reconocimiento póstumo al genio cantillanero José Peréz Ocaña, donde la alcaldesa del municipio, defendió el orgullo que el artista sintió siempre por su pueblo. Tras la proyección de una emotiva pieza audiovisual, recogida del documental que Ventura Pons realizó sobre Ocaña, sus hermanos Jesús y Luisa “la reina” emocionaron al público con sus palabras.

 

¿Te interesa el contenido?