coachinggay grande

Esperando a que cambie mi chico

pareja gay copy copy copy copy“Esperando a que cambie, seguro que algún día lo hará, lo conseguiré”. Pues espérate sentado… Esto es lo que les digo a algunos clientes cuando me hablan de sus parejas o exparejas, relaciones no cerradas, que intentan mantener un hilito de esperanza. Creen que el secreto está en que la otra persona cambie.

¡Qué manía tenemos de querer cambiar a la gente! Y a nuestras parejas ya ni te cuento. No tenemos el poder de moldear a nuestra pareja a nuestra imagen y semejanza, como nuestra pareja no tiene ese poder sobre nosotros, aunque a muchos ya le gustaría. Aparte, estoy convencido que no quieres que nadie te cambie, que respete tu libertad y forma de ser. Pues creo que a tu pareja le puede pasar algo parecido. Tu forma de ver la vida o la relación no es la verdad absoluta, es tu verdad, como tu pareja tiene la suya.

Un ejemplo, recuerdo la primera relación que tuve, yo era, y soy, fumador; él me conoció ya como fumador y él era antitabaco, tras unos meses nos fuimos a vivir juntos, y se cabreaba conmigo porque fumaba, y yo consentí y fumaba a escondidas, hasta que me dije que ya estaba bien, que ya me conoció así, y que dejaría de fumar si yo quería, de forma voluntaria.

Vamos con el discurso de que nosotros aceptamos a los otros tal y como son… ¡y un jamón para ti y otro para mí! De manera consciente o inconsciente intentamos hacer cambiar a la otra persona: vestuario, comportamiento, amistades, hábitos, prácticas sexuales, etc. No respetamos a la otra persona como es, que no significa que haya cosas que no se puedan o se quieran cambiar, pero no por obligación sino por devoción.

pareja gay copy copy copy copy copyPara mí, este es uno de los secretos para que una relación funcione, la aceptación tal y como es, sin cambiar nada, de la otra persona; porque de lo contrario no estás enamorado de tu pareja, sino de la imagen que tú quieres crear de esa persona, o del ideal de hombre que tú tienes en tu cabeza. Amar al otro es ante todo respeto, y si no te gusta lo que ves, nadie te obliga a estar a su lado. Al igual que la base de la autoestima, como ya he hablado en artículos anteriores, es la aceptación plena de uno mismo, con lo que gusta y lo que no, ya vendrán los cambios después; con tu pareja es igual.

Trabaja desde la aceptación al otro, aunque para ti sea un bárbaro o un guarro, por decir algo, si lo quieres de verdad, trabaja desde ahí, porque esperar a que el otro cambie para quererlo, eso no es amor ni nada parecido, es puro egoísmo.

Por otro lado, dile en primera persona, lo que no te gusta, sin acusar, ni exigir, desde la aceptación. Y sino, mejor no digas nada. Te aseguro que desde ahí todo funciona mucho mejor, es mucho más relajada la relación. Podría entrar en más detalles, pero ahí lo dejo, si quieres saber más o preguntar, a tu disposición, como siempre.

A alguno seguro que el cable se le cruza al leer esto, ¿cómo voy yo a aceptar a mi pareja asi o "asao"? Pues si, porque él, ahora mismo, por lo que sea, es así; igual que tu, por ahora, y por lo que sea, eres "asao". Feliz semana y hasta la próxima.

¿Te interesa el contenido?