Estrategias financieras para estudiantes

Muchas veces se piensa que es imposible ahorrar dinero cuando se es joven o estudiante, pero esto no es cierto.

Estrategias financieras para estudiantesEspecialistas aseguran que asumir responsabilidades económicas desde temprana edad ayuda a crear aptitudes para el futuro. Incluso, hay quienes afirman que un universitario puede solicitar préstamos rápidos online urgentes para temas académicos, con el fin de que aprenda el valor del dinero.

También hay otras estrategias que se pueden emplear para que, de manera adelantada, alguien que aún no es profesional empiece ahorrar. A continuación, presentamos las más destacadas:

Elimina gastos innecesarios

Comer fuera de casa y gastar tu mesada en compras son acciones que se deben evitar. Los estudiantes, en principio, tienen una única responsabilidad principal: graduarse.

Cuando se pueda, cocina tus propios alimentos y limita las salidas. Hazlo solo en momento especiales, por ejemplo, en cumpleaños, aniversarios u otra ocasión atípica.

Las compras compulsivas tampoco funcionan. Antes de gastar dinero en la adquisición de algún objeto o producto, reflexiona si realmente es necesario y cuánto dinero te resta.

Libros en la biblioteca o por internet

El material de estudio es un gasto constante entre los jóvenes. Ir a la biblioteca es una excelente forma de abaratar los costos, porque allí puedes usar los libros que necesitas de manera gratuita.

Ahora bien, si es necesario comprarlo, consulta en internet. Muchas páginas ofrecen textos a precios solidarios. Asimismo, pregunta a estudiantes de años superiores, quizás ellos puedan prestarlos o realizar algún intercambio.

Planes en casa

La vida social es muy importante para un universitario y eso también es parte de la experiencia. Sin embargo, hay alternativas más económicas que salir a locales, tales como quedarse en casa para ver una película, beber una copa o preparar la cena. Todas estas actividades se pueden hacer con amigos.

Otra opción es asistir a las jornadas que organiza el propio campus. La mayoría son gratuitas y permiten la interacción del estudiantado.

Una tercera alternativa es planificar salidas al aire libre, como en parques, canchas deportivas, museos, entre otros.

Usa la bicicleta o el bus

El transporte muchas veces se convierte en una dificultad para los jóvenes. Caminar siempre es la ruta más barata y saludable. Sin embargo, cuando la distancia es larga lo ideal es escoger las vías más económicas y estas son, sin duda, la bicicleta y el autobús.

En caso de tener coche, utilízalo cuando sea necesario, ya que la gasolina es un costo que pesa mensualmente.

Planea tu presupuesto mensual

La base de toda política financiera exitosa es la planificación. En principio, realiza una lista con todos los gastos, identifica cuáles son los realmente necesarios y descarta los que son un derroche.

Haz un cálculo de cuánto se amerita mensualmente para vivir y evalúa el excedente; esos son tus ahorros. Si en algún momento estás en medio de una emergencia, no tienes liquidez y tienes deudas registradas, existe la posibilidad de solicitar préstamos con Asnef con bajo interés. Sin embargo, unos ahorros sólidos también te permitirán tener un colchón monetario que te ayudará a resolver cualquier inconveniente.

¿Te interesa el contenido?