El Ayuntamiento de Madrid cambia su 'stand' en Fitur porque “parecía gay”

Los pintores tuvieron que trabajar hasta altas horas de la madrugada para conseguir cambiar el aspecto de las instalaciones antes de la visita de Ana Botella.

stand madrid fiturArriba, el cartel original y abajo, el actual tras la modificación

La mañana del pasado miércoles la Feria Internacional del Turismo (FITUR) abría sus puertas para que los visitantes pudieran dar un pequeño paseo por el mundo entre sus diferentes stands. Pero 24 horas antes, se trabajaba a destajo para que todo estuviera listo cuando las autoridades inauguraran la exposición. Sin embargo algo falló cuando el martes, representantes del Ayuntamiento de Madrid visitaron el espacio de Madrid.

El resultado final no les convenció ya que consideraban que la combinación de colores utilizados en las láminas superiores le hacía parecer "un stand gay". Así, mandaron repintar las láminas antes de que la alcaldesa, Ana botella, hiciera su visita. Unos cambios para los que los pintores, enfadados e incrédulos, tuvieron que estar trabajando hasta altas horas de la madrugada.

Un diseño "cosmopolita y abierto"

Stand Madrid FiturEl espacio de Madrid reproducía un estadio de fútbol como un claro homenaje a este deporte, uno de los pilares del turismo en la comunidad.

Gracias a un trabajador del pabellón se pueden contemplar los cambios realizados ya que colgó una foto del resultado final del madrileño stand "por lo bonito que había quedado". Pero esta imagen dista mucho de la que pudo contemplar al día siguiente, con el negro y el gris mezclado entre los colores del arcoiris en el friso principal.

Este proyecto estaba aprobado por el Ayuntamiento desde el pasado mes de octubre, cuando el estudio Arquitectura & Diseño 01 ganó el concurso público. Desde entonces, no habían recibido ni una sola crítica. "Nuestra idea con el diseño multicolor no era otro que mostrar a Madrid como una ciudad acogedora, cosmopolita y abierta", afirma Jesús San Vicente, autor del proyecto. Además, razona el uso de tanto colores: "Teníamos que jugar con el color azul del Ayuntamiento y el rojo de la Comunidad; decidimos ampliar los colores para reflejar esa diversidad que caracteriza a Madrid. El friso con el arcoiris está desde el principio en el proyecto", asegura San Vicente.

Desde el Ayuntamiento han negado tajantemente la información: "Se pidió modificar la gama de colores porque no se ajustaban al proyecto original".

 

¿Te interesa el contenido?