Denuncian homofobia en la empresa Pullman Bus

Conductores habrían discriminado y humillado a una joven pareja lésbica: "Tengan respeto, hay niños mirando".

La madre de una de las adolescentes también fue discriminada al reclamar por lo sucedido. Los hechos ocurrieron después de que Pullman “troleara” al Bus del Odio por su transfobia. El Movilh exigió medidas inmediatas.

Dos conductores de Pullman Bus denigraron y humillaron en los terminales de Santiago y Quilpué a una joven pareja lésbica (ambas de 16 años) y a la madre de una de ellas después de que reclamara por el explícito acto de homofobia, denunció el Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh).

Cuando las jóvenes se despidieron con un beso en el terminar de Santiago, el chofer y otro trabajador comenzaron a decir frases del tipo “tengan más respeto" ,"no ven que hay niños" y "que lindoooo", en clara referencia a la expresión de amor y afecto entre la pareja del mismo sexo.

Afectadas por la situación una de las jóvenes rompió en llantos, sin embargo, ello no tranquilizó a los agresores, pues continuaron con el abuso.

En efecto, tras despedirse sólo una de las jóvenes subió al bus y en el desino a Quilpué llamó a su madre para contarle lo sucedido y solicitar que fuese a buscarla, debido al termor y desanimo que había provocada la situación.

Una vez en el terminal de Quilpué, la pidió explicaciones al chofer, quien se excusó señalando que el responsable de los hechos era su compañero. Sin embargo, cuando la madre advirtió que reclamaría, el chofer insistió señalando que “haga lo que quiera", "su hija debiera tener más cuidado", "hay niños mirando", reincidiendo así manera flagrante la discriminación.

“Igual de lamentable resultó el hecho de que el chofer se negó a dar su nombre y el de su compañero de labores, en circunstancias que sus identificaciones debiesen ser públicas”, redondeó el Movilh.

“Los hechos descritos vulneraron la dignidad de dos niñas y de su madre, afectándolas psicológicamente, lo cual transgrede tanto la Ley Zamudio como la Ley del Consumidor. Por eso hoy enviamos un reclamo formal al gerente general de Pulman, Pedro Farías, exigiéndole una serie de medidas”, sostuvo el Movilh.

En concreto se exigió disculpas por escrito a las jóvenes y a su madre, sanciones administrativas contra el responsables (pero sin despido), capacitación en derechos humanos y diversidad sexual a los trabajadores y campañas contra la homo/transfobia.

“Días atrás Pullman rechazó el Bus del Odio, aclarando que sus buses naranja sí apoyaban la diversidad. Pues bien, veremos que tan cierto es ello, pues lo exigido a la empresa para paliar el daño causado es lo mínimo y debiese cumplirse en su totalidad”, finalizó el Movilh.

loading...
loading...

¿Te interesa el contenido?