El primer hotel gay de Almería rechaza una subvención de la Junta de Andalucía

Una vez le comunicaron al promotor que le habían concedido la ayuda para su proyecto, le exigieron realizarlo dentro de unos plazos imposibles. Por esta imposición, se ha visto obligado a rechazar la ayuda.

Canjayar hotel gay almeria copyMunicipio de Canjávar (Almería).El Complejo Rainbow Experience había sido planteado como el primer hotel gay en la zona de la provincia almeriense. Este alojamiento de alto standing destacaba entre los demás proyectos que habían sido aprobados para obtener la subvención del Grupo de Desarrollo Rural Alpujarra-Sierra Nevada Almeriense.

Sin embargo, su promotor Antonio Fomieles se ha visto obligado a rechazar la subvención concedida por no asumir la puesta en marcha del proyecto en seis meses. Este es el plazo que la Junta de Andalucía le ha impuesto para hacerle entrega de la ayuda monetaria, procedente de los fondos europeos.

"Nos consta que todo el mundo que ha optado a esta subvención ha tenido 18 meses para ejecutarlo"

La empresa Rainbow Experiencie llevaba más de dos años con trámites burocráticos, cuando hace apenas unos días el Gobierno andaluz le comunicaba que recibiría financiación económica: el proyecto sería respaldado con 200.000 euros.

Pero la alegría duró poco: para otorgarle esa ayuda económica, la Junta de Andalucía le exige "empezar la obra en agosto y tener en febrero la infraestructura terminada, la gente contratada y el hotel abierto al público", según detallaba el propio Fomieles.

"Nos consta que todo el mundo que ha optado a esta subvención ha tenido 18 meses para ejecutarlo, proyectos más sencillos y de menor calibre (...) Yo no puedo afrontar la puesta en marcha de un hotel a prisa y corriendo y me veo obligado a renunciar a esta subvención", lamentaba.

El proyecto se trata de un hotel de alto standing en el municipio de Canjáyar, en la provincia de Almería. Tendría un emplazamiento de 17.000 metros cuadrados y contaría con una capacidad para registrar una veintena de plazas hoteleras. El hotel estaría dividido en tres casas rurales con una decena de habitaciones. Espacios amplios, e incluso jacuzzi, dotarían de glamour a este hotel, dirigido a clientes de alto poder adquisitivo. La empresa estima que para llevar a cabo una construcción de esta envergadura se necesitaría entre un año y año y medio.

Sin embargo, el promotor de Rainbow Experiencie sigue adelante con su idea de crear el primer hotel para el colectivo gay, una idea que lleva persiguiendo desde hace 15 años. "Entonces ya detecté que el turismo gay era un sector en auge y una vía de escape para un ámbito muy explotado, que movía mucho dinero y que tenía poca oferta".

Por tanto, la empresa se hará cargo de todos los gastos del proyecto, pero no se atreve a fijar una fecha definitiva para llevarlo a cabo. "pero sigo apostando por este proyecto por amor propio, porque beneficia a mi pueblo, dará trabajo y quedará para mis hijos".

¿Te interesa el contenido?