El amor de dos jóvenes chicas en el fotolibro y la exposición de "Vera y Victoria"

El libro es un diario visual comprendido entre 2012 y 2016 en el que la autora retrata el universo íntimo de Vera y Victoria, dos jóvenes que se conocieron hace varios años y se enamoraron.

vera y victoriaEl fotolibro Vera y Victoria comenzó en 2012 como un diario visual y, tras cada encuentro con ellas, una nueva página se escribe. Se trata de un retrato íntimo de esta joven pareja y de la riqueza de su relación.

El día que Vera besó por primera vez a Victoria le confesó que era transexual. Fue en un parque. No cambió nada. Durante los cuatro años que pasaron juntas se amaron como nunca antes amaron a nadie. En esa etapa de sus vidas Vera y Victoria dejaron de ser dos personas para convertirse en una. Juntas construyeron un hogar común colmado de sueños y proyectos de futuro.

Siempre ajenas a los prejuicios de otras personas se entregaron a su amor.

Vera y Victoria son dos jóvenes de 26 y 22 años que tienen sueños, anhelos, miedos e ilusiones. Comparten un proyecto de vida común e ignoran los prejuicios de otras personas. Sencillamente son dos mujeres que se aman. Se complementan, se atraen y se comprenden. Caminan juntas en la misma dirección y, paralelamente, conservan su propio espacio.

Vera es vegetariana, está terminando Filología Clásica y le fascinan los animales. Se siente mujer desde la infancia, pero hasta los 18 años no se lo confesó a su familia. Desde entonces, dejó de llamarse Bernardo y ese niño desapareció de su vida. Es activista y se siente orgullosa de su cuerpo. No tiene intención de someterse a ninguna cirugía. Defiende que la identidad sexual está en la cabeza de cada persona y que la cirugía genital es una decisión personal e individual.

Victoria alterna trabajos temporales como camarera. Es un torrente de vitalidad y adora que su pareja le sorprenda y le robe besos cuando menos lo espera.

El fotolibro va asociado de una exposición individual que se inauguró el viernes 21 de octubre en la galería Kursala de Cádiz y que se podrá visitar hasta el 20 de diciembre de 2016. Esta exposición tendrá una itinerancia nacional.

¿Te interesa el contenido?