Escenas de sexo gay en ‘Refugee’s Welcome’, el corto de Bruce LaBruce sobre la crisis migratoria

El conocido cineasta Bruce LaBruce, experto en cine erótico gay, ha estrenado esta semana Refugee’s Welcome, un cortometraje que quiere mostrar, más allá de cifras, el aspecto humano de la crisis de los refugiados.

Actualidad 199490573 30532942 1706x1390Refugee's Welcome cuenta la historia de un refugiado sirio al que un joven checo de estética punk logra salvar la vida tras una agresión a manos de cinco neo-nazis.

La cinta se ha estrenado online esta semana y es obra de Bruce LaBruce, que se ha atrevido a “humanizar” el tema de la crisis migratoria haciendo protagonistas a dos chicos gays. LaBruce siempre había creado cine erótico, pero esta vez ha preferido lanzar su mensaje con imágenes de sexo explícito. El título se corresponde con el famoso mensaje de solidaridad con los miles de demandantes de asilo en Europa en los últimos años. Precisamente ha sido en Berlín, la capital del país que más refugiados ha recibido, donde se ha rodado el corto, producido por Erika Lust, la realizadora sueca de cine erótico feminista afincada en Barcelona.

 "Intenté restar negatividad al retrato que se hace de los refugiados"

LaBruce ha querido esta vez considerar el aspecto humano de esta crisis, ya que considera que desde la política, el problema de los refugiados solo se ve a base de números. Refugee's Welcome se presentó en la sección de cortos de la Berlinale, pero no fue seleccionado. “Fue rechazado, lo que para mí fue muy frustrante. Aparentemente generó debate en los responsables del festival. Pero allí sólo hablan artistas establecidos que no sé muy bien qué tienen que rechazar de mi trabajo, excepto que hay sexo explícito o esa idea de que es políticamente incorrecto tratar el tema desde una perspectiva pornográfica”, comenta LaBruce, que asume que le puedan decir que la crisis humanitaria de los refugiados es algo demasiado “serio” como para relacionarlo con el porno. “Los que digan que esto es demasiado serio serán los que también digan que los derechos de los gays o el feminismo son una distracción frente a la revolución o a cambios sociales más importantes”, se defiende LaBruce. “Pero en esta película lo que intenté fue restar negatividad al retrato que se hace de los refugiados. Porque éstos suelen ser una abstracción intelectual”.

El refugiado de su película, un poeta sirio que flirtea con la mirada en un café berlinés con el joven checo –también poeta–, es una persona íntegra, con sus propias aspiraciones, sus deseos y una vida emocional. “La gente que dice que la crisis de los refugiados es algo demasiado serio y que no debería tratarse en el porno no está entendiendo la estrategia de la película, que es utilizar la sexualidad explícita para dejar claro que ese refugiado tiene impulsos románticos”, explica LaBruce. “Yo trabajo desde una perspectiva honesta, sincera, para nada sucia. Encarnando sus personajes, los dos actores de la película crean un vínculo emocional”, añade. “La escena de sexo empieza con el poeta checo lavando los pies del refugiado sirio. Esto, que es algo fetichista, también tiene algo bíblico”, subraya.

Erika Lust, productora del cortometraje de LaBruce, plantea en la promoción de Refugee's Welcome que hay que “acabar con el resurgir de la xenofobia y el racismo en Europa con mensajes como el de esta historia”. 

¿Te interesa el contenido?