La BBC llama la atención a un presentador de televisión por lucir el lazo de la lucha contra el sida

El popular presentador y actor británico desobedeció las directrices de la cadena pública en uno de los últimos de sus programas de los viernes por la noche y decidió lucir su lazo por la lucha contra esta enfermedad.

12/12/2013 - Marcos Fernández No quiso seguir las instrucciones explícitas para su programa en horario de máxima audiencia justo el día antes de celebrarse la Jornada Mundial de la lucha contra el sida. El carismático Grahan Norton optó por lucir sobre una de las solapas de su chaqueta el simbólico lazo rojo.

De hecho, se dio la curiosa circunstancia de que la BBC solo había prohibido a su presentador portar esta insignia y no así al resto de invitados que desfilaron por plató aquella noche. Entre otros, Jeremy Clarkson, Jo Brand o Colin Farrell y Sharon Osbourne. Todos ellos tuvieron libertad de elección frente al famoso rostro televisivo de origen irlandés.

La BBC ha confirmado días después que, en efecto, se amonestó al presentador por no actar las órdenes de la cadena pública. Lo mismo a su productora 'So Television'. El problema, según cuentan ambas partes, se produjo cuando de manera repentina Norton cambió de parecer y tras haber aceptado verbalmente no lucir el polémico lazo rojo acabó haciéndolo.

Ante el enfado monumental de la BBC, el canal público de televisión británico ha anunciado que "jamás volverá a ocurrir algo similar" a pesar de que es sabido en el Reino Unido (y también por los directivos de la cadena) el compromiso personal de Norton con las personas que luchan contra esta enfermedad. El presentador es icono para muchos en el país. Por eso nadie podía entender que los invitados sí pudieran decidir sobre algo tan aparentemente irrelevante y él no lo hiciera.

Sus invitados en plató el pasado 29 de noviembre lo han arropado. Clarkson se pregunta cómo se hubiera sentido Graham Norton si no hubiera tomado la decisión de colgarse el lazo de la solapa de su camisa. Incluso muchos lo comparan con el simbólico 'poppy' en memoria de la Legión Real del Reino Unido, que portan desde miembros de la Realeza hasta ciudadanos de a pie por las calles del pie. Y, de hecho, esta es la única excepción a la norma que permite la BBC en su estricto manual.

La polémica en la cadena británica ha ido en aumento desde hace una semana porque en ella ha terciado otro rostro de la BBC, Hamish Marshall, quien presenta desde la ciudad de Plymouth y asegura que Norton se equivocó y que las normas están para cumplirlas y se han de cumplir por igual entre todos los trabajadores de este medio de comunicación. Marshall se pregunta si con esta actitud la BBC va a abrir la puerta a actitudes permisivas con los grandes contratos de la cadena pública cuando no estén de acuerdo con las estrictas reglas de imagen y protocolo que rigen la BBC.

Por otro la cadena de la competencia, ITV, permitió a todos sus presentadores actuar conforme a la libertad de cada uno. Por ejemplo, el mismo sábado 30 por la noche los presentadores de 'Factor X' portaron sus lazos rojos como símbolo de su apoyo a la lucha contra el sida. En otro plano, también lo hicieron dirigentes de los tres principales partidos políticos británicos: los conservadores, los laboristas y los liberales con el primer ministro, David Cameron, a la cabeza.

¿Te interesa el contenido?