Obligan a unos jóvenes a disculparse públicamente por ser homosexuales

Cuatro jóvenes, la mayoría de 18 años, fueron obligados a pedir perdón por su homosexualidad durante la emisión del un informativo en un canal local de Guinea Ecuatorial.

Bajo el rótulo de “Presunto homosexual”, presentaba una noticia el informativo de mayor audiencia en un canal local de Guinea Ecuatorial. Los “presuntos homosexuales” no son más que cuatro jóvenes de 18 años a los que las autoridades han obligado a pedir perdón públicamente por su orientación sexual después de que un vigilante de seguridad les viese en un aeropuerto visualizando un vídeo con el móvil en el que mantenían relaciones sexuales entre ellos.

Como justificación, los jóvenes aseguraron que se encontraban bajo los efectos del alcohol y que los vídeos no eran más que una broma, “una manera de divertirse”. Ante las cámaras, uno de los acusados dijo: “Inventamos una broma, me vengué haciéndole la misma broma. Acabas siendo malo como el que te lo ha hecho”. Tras la intervención de los jóvenes, el informativo dio paso a una noticia de sucesos: la detención de dos atracadores, cuyo grado de delincuencia era menor que el de los cuatro chicos homosexuales, según el presentador.

En Guinea Ecuatorial, la homosexualidad es una práctica ilegal que puede conllevar multas e incluso penas de cárcel. De hecho, el dictador Teodoro Obiang, jefe de Estado de Guinea Ecuatorial, ha tachado la homosexualidad de “práctica abominable” que “está muy mal”. “No conviene que se hable de la homosexualidad en África y es una circunstancia que se debe condenar. No aceptamos eso de que dos hombres se casen. Esto no es la naturaleza de la vida humana. Dios ha creado los sexos para que una mujer tenga un hombre y un hombre a una mujer", sentenciaba el dictador.

¿Te interesa el contenido?