Texas obliga a un luchador transexual competir contra mujeres

Mack Beggs, un joven transgénero de 17 años, arrancó con buen pie en el torneo de lucha de Texas, donde compite en el cuadro femenino obligado por una norma del estado.

luchador transexual

Estudiante del Trinity High School de Euless, un barrio de las afueras de Dallas, Beggs sigue un tratamiento hormonal para su cambio de sexo que ha desatado multitud de comentarios.

El argumento de sus rivales es que la testosterona ingerida podría suponer una ventaja en un deporte tan físico como la lucha.

"Odio, prejuicios e ignorancia"

De hecho, en la previa a este campeonato, que se disputa en Cypress, a las afueras de Houston, dos rivales renunciaron a competir ante Beggs por este motivo. Incluso un padre de estas chicas presentó una demanda para intentar vetar su participación.

Según la web especializada transathlete.com, Texas es uno de los siete territorios de Estados Unidos, cuya legislación se considera discriminatoria contra los deportistas transgénero.

Tras conocer la baja voluntaria de estas dos adversarias, Nancy, la abuela de Beggs, cargó con dureza contra el clima de hostilidad que sufre Mack. "Hoy no se trataba de quién ganara. Hoy simplemente nos hemos topado con el odio, los prejuicios y la ignorancia", comentó al diario Dallas Morning News.

"Como madre protectora, quería que abandonara"

Pese a este veto previo, Taylor Latham, la primera rival de Beggs en Texas, sí decidió presentarse al combate. Incluso pese a oponerse al sentir de sus familiares. "Iba a competir hasta el final, aunque yo no compartiera su opinión. Como madre protectora, quería que abandonara", comentó la madre de Latham tras la derrota.

Al final de esta primera pelea en Cypress, Beggs estrechó la mano de su rival y apuntó a las gradas, donde recibió la ovación de los seguidores del Euless Trinity, vestidos con los colores de su escuela. Inmediatamente, su entrenador se lo llevó a una zona protegida del acceso de la prensa.

¿Te interesa el contenido?