La FIFA asegura que no habrá ningún impedimento en mostrar símbolos LGTB en el Mundial de Rusia

Sin embargo, organizaciones LGTB locales advierten que el país "no es un país seguro para las personas homosexuales" a causa de la homofobia que impera en la sociedad rusa.

rusia bandera gayLas banderas del arcoíris podrán usarse libremente en los estadios y en las celebraciones públicas, según se han comprometido tanto la FIFA como el Comité Organizador del Mundial Rusia 2018. "Definitivamente no habrá ningún tipo de impedimento, ni nadie será multado por sus sentimientos", afirmó Alexei Sorokin, del Comité Organziador. Sin embargo, la FIFA ha recalcado que "si las banderas se exhiben junto con algún tipo de mensaje, evaluaremos caso por caso ".

Aunque las relaciones sexuales entre personas del mismo sexo no son oficialmente un crimen en Rusia desde 1993, las reacciones homofóbicas, tanto de la sociedad como desde las instituciones se han agravado en los últimos años, especialmente en regiones como Chetchenia, de mayoría musulmana, tal y como han denunciado numerosos activistas y organizaciones acerca de secuestros y asesinatos de personas LGTB promovidos desde el gobierno checheno.

Según la FIFA, se ha endurecido la lucha contra la homofobia y no desea que el Mundial Rusia 2018 sea una excepción. Así, ha anunciado la aplicación de sanciones a las federaciones nacionales cuyos hinchas entonen cánticos o gritos homofóbicos. Los árbitros ya han sido alertados para paralizar cualquier partido durante el próximo Mundial en caso de insistencia en un comportamiento discriminatorio por parte de los aficionados, ya sea por homofobia o racismo.

Sin embargo, desde la organización Russian LGBT Network, han advertido que "Rusia no es un país seguro para las personas homosexuales. Existe un nivel de odio muy grande. Las personas pueden ser atacadas en las calles y en los estadios y por eso deben ser cuidadosas", en palabras de su directora de comunicación, Svetlana Zakharova.

La ley de la propaganda gay, aprobada en 2013,  prohíbe las manifestaciones LGTB en lugares públicos donde los niños puedan estar presentes. Entre las prohibiciones están las celebraciones del Orgullo y la distribución de materiales sobre diversidad sexual. Una encuesta elaborada el mismo año de su aprobación, dirigida por el Centro Ruso de Estudio de Opinión Pública, apuntó que el 90% de los entrevistados eran favorables a la ley.

¿Te interesa el contenido?