Rebeca Moss: "Gracias al público gay se pueden hacer muchas cosas"

Tras darse a conocer en el programa de Telecinco La Voz, esta valenciana es la única artista que ha actuado en todos los Orgullos de España.

rebeca moss¿Recuerdas la primera vez que te subiste a un escenario?

Tengo un vago recuerdo. Imagina, tenía tres años. Fue con mi padre. Eso sí que no se olvida. Fuimos con mi madre a verle actuar. Estaba cantando con la orquesta una canción que yo, por supuesto, me sabía. La había cantado con él millones de veces. Cuando escuché los primeros acordes, me solté de la mano de mi madre y quise subir al escenario. En casa la cantaba con mi padre e, ingenua de mí, quería hacer lo mismo allí sobre el escenario. Ahí fue la primera vez que canté sobre un escenario y con público. Y con un dúo de lujo, nada más y nada menos que mi padre.

Cantaste con Manolo Escobar. ¿Difícil cantar copla?

A los 10 años, sí señor. Cuando una es pequeña está buscando su estilo. Cantaba un poquito de esto, otro de aquello. Intentas probarlo todo.

Del mítico y popular Manolo Escobar vamos a dar un salto generacional. También fuiste corista del famoso Boney M. ¿Qué se aprende al lado de Bobby Farrell?

Estuve con ellos un año antes de que falleciera. Fue una experiencia maravillosa. Le conocí porque la gran mayoría de sus músicos eran valencianos y tenía contacto con ellos. Un día me dijeron que necesitaban una corista que hablase inglés. Me presenté al casting, le gusté y ¡hale, a cantar con el grupo! Él era muy cariñoso. Lo que mas aprendí de él es que hay que vivir la vida sin excesos. Él mismo siempre me lo repetía. Se arrepentía de haber vivido con tantos excesos, tan al límite, sin disfrutar de lo que tenía. Eso se me ha quedado para siempre.

Lo que tenías claro es que querías cantar

Sí, y me he preparado para ello. Fíjate que cuando era muy pequeñita la gente me decía aquello típico de ¿tú qué quieres ser de mayor? Siempre les contestaba lo mismo; astronauta y cantante. Siempre lo he tenido muy claro. Lo he llevado dentro de mí. Siempre ha estado en mi corazón.

¿Cuándo te presentaste al programa que te dio a conocer, La Voz, pensabas que ibas a llegar tan lejos como has llegado?

Siempre he sido una persona soñadora. Si no tenemos sueños no vamos a ninguna parte. Siempre con buen corazón, lo más bonito que hay es luchar por eso, por tus sueños.

Para ti entonces, ¿fue un trampolín mediático?

Sí, fui a un programa televisivo para darme a conocer. Si no sales en la tele parece que no existes, aunque tengas un bagaje a tus espaldas importante. Vi una oportunidad muy buena para darme a conocer. Se veía un programa serio. Buscaban una voz, no un físico, y eso fue lo que me llamó la atención para presentarme. Pensé que esta era mi oportunidad, en un programa serio y de calidad.

Y cuando se giran los cuatro coaches, ¿qué pasa por la cabeza?

No me lo esperaba. Quería que se girara solo uno, con eso ya sabía que estaba dentro. Después de pasar muchos casting y muchas pruebas, esa ya era la prueba final, uno solo, al menos uno, que se girara. Es lo que pasaba por mi cabeza en el momento que empecé a cantar. Me llevé una gran sorpresa. Nunca me lo imaginé. Son cuatro profesionales muy distintos y que a los cuatro les llegues al corazón es algo muy difícil. Para mí fue un subidón de energía total. Empecé muy nerviosa, con voz temblorosa, y cuando ves que las sillas se giran te subes arriba en cero coma.

Guardas un bonito recuerdo del programa

Sí, sí, por supuesto. Lo único que le puedo reprochar al programa es que no nos dejaran a los talents definir y elegir las canciones. No solo sé cantar baladas, en mi caso me hubiera gustado más cantar rock, dance, algo más movido. Otros registros. Me quedé con el gusanillo de cantar algo “a piano”. Me quedó eso, algo de Jazz y otra movida.

Una valenciana como tú, ¿qué sintió al compartir escenario en el Palau de la Música de tu tierra con Malú?

Muchísimo furor. Alegría. Emoción. En el Palau, en mi tierra, e invitada de Malú. Imagina. Fue una experiencia única que nunca olvidaré. La verdad es que fue maravilloso. Espero que algún día se vuelva a repetir en cualquier circunstancia profesional.

Para este primer CD te has rodeado de uno de los productores más prestigiosos de todos los tiempos, Luis Rodríguez. ¿Cómo surge ese contacto?

Cantando en una sala de fiestas de Mallorca me vio, le gusté y me dio su tarjeta para que me pasara por el estudio. Cuando me dijo con quien había grabado, no me lo podía creer; Bonnie Tayler, Modern Talking, Backstreet boys, Los tres tenores. Conocer a este grandísimo productor, ya no en el ámbito nacional sino internacional, es algo muy grande. Él graba muy poco con españoles. Casi siempre trabaja con ingleses o alemanes.

"Me gustaría hacer el dueto de Don't stop con Mónica Naranjo"

¿Ha sido fácil trabajar con Luis?

Sí. Luis ha sacado lo mejor de mí. Me ha dejado ser yo misma. Como productor que es me ha dirigido pero nunca me ha impuesto nada. He hecho lo que querido hacer en este, mi primer single, que será también mi primer disco.

Antes comentabas que te había faltado esa balada a piano. ¿En este trabajo la vas a incluir?

Me estoy planteando hacer una versión a balada de una canción muy marchosa y cañera de los 90 española. Creo que la ocasión lo merece y que quedará muy bien.

rebeca moss 2Tu primer single Don't Stop lo has cantando en prácticamente todos los Gay Prides de España. ¿Qué aceptación crees que ha tenido?

Buena. Si te digo la verdad, muy buena. Es más, me sorprendía que muchos ya se sabían el estribillo. Siempre la cantaba dos veces. El público se entregaba mucho, saltando, bailando, diciéndome cosas muy lindas. Es muy dinámica, muy marchosa y tiene una letra muy chula. Sé positivamente que al público gay le gusta mucho y así me lo han demostrado. ¡Viva el pop-dance español, claro que sí!

¿Qué significado para ti tiene que la comunidad gay te apoye?

Lo es todo. Gracias al mundo gay se pueden hacer muchas cosas. Aman la cultura. Las cosas bien hechas, las exquisitas. Muchas cosas, que para la gran mayoría pasan inadvertidas u otro tipo de publico no aprecia, para el colectivo gay son importantísimas. Eso es trascendental para la sociedad; el que con un golpe de vista de un gay se puedan cambiar muchas cosas. Son el pilar de cualquier artista. Sinceramente creo que al público gay se le debe todo.

¿Defíneme en pocas palabras Don't stop?

Frescura. Atrevimiento. Seducción

¿Qué es lo más complicado a la hora de hacer un CD?

La promoción. Es un momento muy difícil. Quiero decir la situación que vivimos ahora mismo. Si no te avala un sello multinacional es difícil que una radio te quiera. Es muy complicado. Hay que romperse mucho la cabeza.

Llevas mucho metida en este mundo de la canción, con más plataformas digitales y más medios. ¿Consideras más difícil ahora triunfar que antes?

Sin lugar a dudas te digo que sí. Creo que es más complicado ahora que antes. Ahora todas esas plataformas que comentas sirven para que el público de otros países nos escuche. Pero pienso que es mucho más complicado llegar a sonar en las radios “grandes”. Antes, una discográfica arriesgaba por el artista. Creían en el artista. Se enamoraba del producto. Hoy en día no pasa eso.

¿Quién es tu diva, musicalmente hablando?

Beyonce, Whitney Houston, Mariaa Carey, Rachel Ferrel, Ella Fitzgerald, las clásicas por supuesto. Esas grandes voces. Barbra Streisand, Celine Dion, Amy Winehouse que tenía una voz superespecial, Adele también tiene una voz muy bonita. Arriba las mujeres [risas].

¿Con quién te gustaría hacer un dueto de Don't Stop?

Con Mónica Naranjo. Por garra, fuerza. La textura de la voz quedaría muy bien con la mía.

¿Cuándo sale el disco?

Para este 2015. Se ha retrasado un poquito, pero hay que hacer las cosas bien. Mientras tanto a disfrutar de este primer single Don't Stop.

En el Orgullo del año que viene te veremos cantarlo…

Seguro.

En el disco, ¿cuál es el tema que más te ha emocionado a la hora de grabarlo?

Todo el disco es muy bonito. La que más me ha hecho sentir es una balada, que por cierto he escrito yo. Sombras de dolor. Habla sobre un amor malo, negro. Un amor que no es compatible, que es muy oscuro. Lo dejas todo por estar con esa persona. La oscuridad te atrapa. Hay otra canción en inglés No more que es una mezcla muy explosiva. Me emocionó por el toque de las guitarras eléctricas.

¿El CD es más de estar en tu casa tranquilamente escuchándolo o para disfrutarlo en la pista de baile?

Un 60/40. 60 para bailar como un loco y 40 para disfrutarlo en el sofá de tu casa. Pero te digo, aunque sean baladas, el estribillo tiene mucha fuerza.

Un deseo para este 2015.

Poder sonar en las radios nacionales y llegar al Top 10. Como se suele decir.

¿Te interesa el contenido?