Octavio Aceves: "Este año será mucho mejor que 2014"

Lleva cincuenta años de profesión que le han valido para conocer y aconsejar a varios dignatarios, presidentes y reyes incluidos. Así lo atestiguan las paredes de su gabinete, llenas de fotos junto a caras conocidas.

octavioaceves¿Qué diferencias hay entre parapsicología y videncia?

La videncia es un "don" natural con el que uno nace, generalmente genético. Es una vocación y profesión. Yo tengo mi título de Doctor en Psicología por La Sorbona y después me gradué en Parapsicología Oriental en Nueva Delhi. Son estudios.

Tengo entendido que gracias a esos estudios conoció a la Reina Sofía...

Sí, a ella le interesa. Le di clases de Parapsicología Oriental del 79 al 81 más o menos. Más que clases, unas conferencias.

¿Alguna vez le has echado las cartas?

No te lo voy a decir.

¿Alguna vez te ha dicho que ha sentido la presencia de algún ente en palacio?

No.

¿Cómo te definirías?

Vidente. Nací así y me considero el mejor vidente de Europa.

¿Cuántas artes de este tipo hay?

En realidad se llaman “mancias”, y hay muchísimas. Las que más utilizo personalmente son el tarot y la bola de cristal, que son las más conocidas. Yo veo las cosas a través de las cartas, lo que llamamos tarot. La bola solo la utilizo para pronósticos de fin de año.

¿Reamente existen los fantasmas?

Sí. Claro que sí.

¿Hablas con ellos?

No, no.

¿Cómo se puede hacer un buen tarotista?

Estudiando y leyendo mucho sobre el tema. Y por supuesto, haciendo cursos.

¿Se puede ser buen tarotista sin ser vidente?

No. El instrumento del vidente son las cartas, pero sin el “Don” no vale para nada. Si yo quisiera ser cantante de ópera podría estudiar canto como un loco, pero nunca podría desplazar a Plácido Domingo. Cantaré divinamente y, seguramente, correctamente pero nunca tendré ese talento innato, esa condición natural.

¿La suerte es igual para todos?

No, cada persona tiene sus matices.

Estos rituales para empezar bien el año, ¿funcionan?

Algunos sí, otros no. La gran mayoría no. Quien me gusta mucho y lo hace muy bien es Rubén Barea. Hasta lo que he controlado, son fantásticos.

¿Las energías se pueden ver?

Si eres vidente, sí. Yo veo la energía de quien me apetece ver.

¿Y que se ve en esa energía?

Amor, pasión, sentimientos.

¿Se puede adivinar el número de la lotería?

No. En todos estos años que llevo de profesión nunca lo he intentado.

¿Por qué es tan caro esto de la videncia?

No es caro, al contrario es baratísimo. Hace catorce años que no he subido el precio. Sigo manteniendo el mismo.

¿Qué piensas de tus otros compañeros de profesión?

Hay de todo, buenos y malos.

octavio acebes 2Hay mucha gente importante que ha recurrido a tus servicios. ¿Cómo se te queda el cuerpo cuando descuelgas el teléfono y te dicen soy Bill Clinton, por ejemplo?

Estoy acostumbrado. A él nunca le he atendido, pero sí a Ronald Reagan.

¿Le atendiste por cosas de estado o por cosas personales?

Ambas. Pero no solo a él. Muchos presidentes han pasado por mi consulta, Mitterrand por ejemplo.

Has impuesto la moda de echar las cartas por Skype. ¿Es más difícil si no tienes a la persona sentada frente de ti?

Estoy encantado con esto del Skype. Es como por teléfono pero viendo las caras por la cámara. Así no te aburres. Además, te pueden llamar de Japón, de México, de todo el mundo, y los tienes enfrente. Es comodísimo. Incluso por teléfono siempre puede quedar alguna duda si seré o no Octavio Aceves. Con la cámara no hay duda.

¿Cuándo tú echas el tarot cuentas todo, lo bueno y lo malo, o hay cosas que te quedas para ti, mejor no contar?

Primero le pregunto que si quiere saber todo. Depende de la pregunta hay censuras o lo digo todo tal como lo veo.

¿A tí mismo te puedes predecir cosas?

Puedo tener sueños o percepciones, pero nunca tan claras como cuando son para otros. Con la persona que tengo en frente, con ella se crea un vínculo, con un péndulo que llevo siempre colgado. Conmigo mismo no puedo hacer eso.

¿A quién te hubiera gustado echarle las cartas?

A Mahatma Gandhi. Fui amigo de su hija, que fue la que me becó cuando estudie en la India, pero a él nunca tuve la oportunidad de conocerlo. La hubiera tenido si hubiera diez años más. Cronológicamente no coincidimos mucho.

Ciudadano de honor de Capri, además de miembro del Senado de la Cultura, y te acaban de dar la medalla de plata al mejor escritor de historia en Italia. ¿Qué has hecho para conseguir todo esto, aparte de tener casa allí, lógicamente?

Dicen que soy el "embajador no nombrado de Capri". Me encanta. Hablo y escribo sobre la isla. Me apasiona.

¿Te apasiona porque hay algo oculto que el resto de los mortales no vemos o por gusto personal?

No, que yo sepa no hay nada oculto. Me encanta como persona. Me encanta nadar e ir andando por las grutas. Entrar por la gruta azul es un placer inconmensurable. La portada de mi libro Capri, de Tiberio a la Dolce Vita es una fotografía de la gruta azul que hice yo mismo.

octavio acebes 3Eres un pozo de sorpresas, también fuiste modelo...

Sí, en aquella época estaba muy delgado. Hice la campaña de HOM, con desnudo incluido, poniendo y quitando los slips en los cines. Y luego con carteles en las marquesinas. Fue un verdadero escándalo. Fue la primera vez que un señor hizo una campaña publicitaria en pelotas. Imagina, en los años 60.

La gente que te reconocía, ¿qué te decía?

"Guapo" (una sonrisa picarona le ilumina la cara).

¿Te salieron muchos pretendientes?

Tenía pareja fija. El fotógrafo que me hizo las fotos en aquel momento. Llevábamos cuatro años de relación.

¿Te costó desnudarte?

Para nada. Estoy acostumbrado a ir desnudo. En casa, cuando me quedo solo, suelo ir así. Fue así como hice la campaña. Fue una época muy linda. El equipo de mi compañero sentimental venía a casa a planificar el trabajo. Uno de ellos me vio. Como ya te digo, siempre iba desnudo, y comentó: “Mira Octavio, está perfecto para el desnudo, y es un modelo atípico”. Me hicieron las pruebas de fotos y así fue como lo hice.

¿Por qué lo dejaste?

Estuve cuatros años y me aburría.

¿Tu trabajo de vidente no te aburre?

Me encanta. Compaginaba el trabajo de modelo con la videncia. Cuando vi que el primero me quitaba tiempo para el segundo, fui dejando la moda lentamente. 

¿Cómo será el año 2015?

Grosso modo habrá cambios fundamentales en el gobierno, y el año será mucho mejor que 2014.

¿Algún número mágico para este año?

El 24.

¿Te interesa el contenido?