Rafa Méndez: "Las críticas malas me divierten mucho"

Rafael Méndez, el 7 es más que un número, es el nuevo montaje: en el teatro Nuevo Apolo de Madrid, del bailarín más televisivo. Un recorrido por los siete pecados capitales sin juzgar al que los comete.

rafa mendezRafa, de los siete pecados, capitales, ¿cuál es el que más odias?

La avaricia. Y el que más me gusta la lujuria.

¿Y el que más llegas a comprender?

Comprendo todo. Creo en los siete pecados, siempre que luego nos redimamos de ellos y hagamos la penitencia y reflexión. Lo divertido es pecar.

¿Cuál es el más complicado de trasmitir en danza?

Creo que ninguno. Creo que en mi caso es un recorrido por ellos. Los pecados se trasmiten claramente sobre el escenario. La gula, por ejemplo, con la gorda que tengo, maravillosa, que es gorda, y además orgullosa de ser gorda. No se come un pollo en el espectáculo, pero si cuenta, lo dice, lo habla, lo verbaliza... y a nivel de danza se refleja perfectamente. Todos se pueden reflejar claramente.

¿Ha sido difícil hacer este montaje?

Para nada. Muy fácil. Lo difícil ha sido en pensar en encontrar los siete buenos bailarines, uno por cada pecado capital. Era importante encontrar a estos siete bailarines que, además de bailar, cuentan “su vida”. Porque no solo bailan. Lo tenía muy claro. La idea se gestó en mi cabeza hace mucho.

¿Cómo surge la idea en tu “cabecita”? ¿Cómo te planteas un buen día “quiero hacer esto”?

Ya en Fama intenté hacer algo parecido, aunque mucho más comercial y para la televisión. Pensando me di cuenta que en teatro podría quedar muy chulo. Cuando acabó el programa me pasaron una serie de cosas, personales y familiares, que te hacen pensar. De ahí nace la idea de buscar a siete bailarines que contaran sus historias, que pudieran danzar alrededor de ellas, pero que fueran sobre el mismo tema. Es una especie de homenaje al programa y a mi familia llevado al teatro. En el teatro todo es más serio, tiene su punto dramático pero acaba con un final feliz.

rafa mendez 7¿Qué tiene de nuevo este espectáculo para romper con las líneas establecidas de la danza como se rumorea?

En este espectáculo, el bailarín, después de sudar, bailar y darlo todo, se para, respira, coge aire y cuenta, sin venir a cuento pero viniendo por la trama del espectáculo, lo que le pasa en su vida. Es un espectáculo en el que, después de verlo, te quedas con las ganas de conocer a los bailarines en persona. Y eso, en las compañías de danza actuales, no se ve. Sin criticarlas, por supuesto, que son maravillosas.

¿Va a emocionar a todo tipo de público?

Es un espectáculo para todos. No solo para los que les gusta el baile. Van a conectar muy bien desde el mecánico hasta el futbolero. Será algo muy terapéutico porque a todos nos ha pasado alguna vez, o tenemos amigos o familiares familia a los que les pasará lo que a los chicos del escenario. Sería fantástico, después del espectáculo, pasar el micro para que nos contaran sus historias. Además, la música está muy bien elegida.

¿Cómo crees que se va a tomar la iglesia católica esto de llevar a cabo un espectáculo de los vicios más comunes según el cristianismo católico?

Me encantaría hacer una recepción con “todos ellos” en la sala del Vaticano. Sinceramente, me da igual. Soy una persona que amo el templo, y voy a rezar a las iglesias o tomarme ese pequeño momento para mí. Paso de la parte humana, por así decirlo. Pero sí me gustaría que estuvieran vestidos con sus sotanas y ver hacer una coreografía con ellos, inclusive un “flash mob”. Y, sobre todo, me gustaría que disfrutasen del espectáculo. Fíjate que creo que les gustaría bastante y que seguro que la gran mayoría, por no decir todos, se sienten identificados con alguno de mis siete. [Risas]

Rafa, ¿qué es más difícil, empezar de cero creando tu propio espectáculo o crear una coreografía para las grandes estrellas?

Esta feo que lo diga, pero la parte creativa mía es muy fácil. Es decir, la materia prima la tengo. La idea surge y ahí está. Soy muy fácil a la hora de crear. Si la puesta en escena es mía, es lo que quiero. Así que es muy fácil. Solo hay que buscar a la gente adecuada. Por otro lado, si el personaje sabe lo que quiere, es muy sencillo trabajar con él. Que también te digo, me ha pasado trabajar con gente mala...

¿Para ti qué es más gratificante: una coreografía moderna o la danza?

Danza. Sin lugar a dudas. Te puedo decir que este espectáculo, el de 7, es la obra cumbre de todo lo que he hecho en mi vida hasta el momento. Jamás pensé que tendría un espectáculo de estas características. Es natural y fácil, me encanta lo fácil en esta vida, pero para mí es importante, aunque desde fuera se pueda ver como una obra más. Lo que también pretendo es hacer una gira. De momento Málaga y Alicante están confirmados. El IVA cultural nos impide llegar a muchos más sitios. Me encantaría que la gente la disfrutara como yo.

Pasamos al mundo de la televisión, ¿es fácil para ti ser coach y que luego pongan en tela de juicio el espectáculo?

Me da igual. He estado en muchos programas, inclusive con niños, y te puedo asegurar que viene una cantera de buenos, como yo les llamo, bailarines urbanos. Soy como soy y me da igual que digan o hablen. Cuando yo esté postrado en una cama nadie se acordará de mí salvo mi familia y amigos, y no estos que quieren hablar. Pero por supuesto acepto todo tipo de críticas. Es más, te diré que hasta me divierten las críticas malas. Te lo digo de corazón, es verdad, me divierten mucho.

rafa mendez 2Algún secreto para bailar medianamente bien...

Creerte lo que haces. Pero si sabes bailar, no pasa nada. A mí me pone mucho la gente que no sabe bailar. Pero vamos, hasta el punto sexual.

¿El bailarín nace o hace?

Nace. Hay un montón de bailarines pero el que realmente llega es el que tiene el don. Bailar, es decir, movernos mal o con más o menos gracia lo podemos hacer todos. Eso no quita que se tenga que ir formando. También hay mucha gente autodidacta. Por ejemplo mi caso. Provengo de un sitio muy pequeño donde no hay nada, y cuando digo nada es nada.

Creo que nunca te han pedido que colabores con el Orgullo Gay de Madrid.

No. Estoy en la dirección, pero nunca he hecho nada artísticamente hablando. Por cierto, te puedo adelantar que van a venir cosas muy chulas, fantásticas y divinas.

¿Qué sello pondrías a la parte artística de este evento?

Cuidarlo un poquito más. Te hablo del espectáculo. Cuidar a tope la parte escénica es la esencia de ese Parade. Crear mucho más espectáculo si cabe. Dar cabida al que se divierte con un tanga metido por el culo en una carroza y subirlo al escenario. Que el “populacho” se integre con los artistas que vienen. Muchas veces son lamentables. Haría un megacasting del que estar orgulloso de ser gay y de llevarlo al escenario. Como la Gala Drag en el carnaval. O como en los Juegos Olímpicos. Ensayar durante un mes para que luego se pueda disfrutar de este circo. Dicho con todo el cariño y respeto. Eso es lo que hablo de cuidar. Que sea aún más festivo de lo que es. Creo que el verdadero protagonista es el gay.

¿Te interesa el contenido?