Cayetana Guillén Cuervo: "La sexualidad de Irene Larra se ha tratado de una manera normal"

Cayetana Guillén Cuervo, encargada junto a Alejandro Amenábar del pregón de este Orgullo 2015, confiesa que su personaje lésbico en el Ministerio del Tiempo le da suerte.

cayetanaCayetana Guillén Cuervo acompañada por Jesús M. Grande (pte. de Cogam) y Jesús Generelo (pte. de FELGTB)Eres periodista y actriz, ¿en qué lado te encuentras más cómoda?

En el lado interpretativo. He crecido en él y eso se nota. Ahora, también te digo que en el otro lado me siento muy cómoda. Siempre me ha encantado escribir e hice la carrera pensando que se potenciaría esa aptitud.

¿Te encuentras cómoda en tu rinconcito de La 2 con tu programa Atención Obras, o preferirías estar en prime time?

La 2 tiene la suerte de tener una eficiencia muy alta de contenido pero no de audiencia. Para lo que personalmente busco en la tele, como presentadora, es un baremo que me parece muy acertado. Tengo la suerte de trabajar con un equipo maravilloso y amable, que generalmente, por la presión de las audiencias, no suele ser así. Como televisión pública es un contenedor que exige, o debería de exigir, cultura. Versión Española ha pasado a La 1 y no creo que sea nada bueno, por aquello que te decía de las audiencias. Sin lugar a dudas me quedo en mi rinconcito de La 2, que exige un nivel muy alto de contenido sin tener en cuenta la audiencia.

Donde si has triunfado ha sido en el Misterio del Tiempo. ¿Te imaginabas el éxito de la serie?

Ha sido un regalazo una serie en sí. Sabíamos todos que teníamos entre manos algo espectacular y que iba a triunfar. Todos los protagonistas llevamos mucho en esto como para saber cómo sopla el viento. Pero no éramos muy conscientes de ese petardazo que ha pegado. Sobre todo mi personaje, no sabía que iba a despertar tantas pasiones. Es la primera vez que vivo el "fenómeno fan" en estas dimensiones.

Estarás encantada con los “cayetaners”...

Son mi más dulce compañía desde hace meses.

¿Te esperabas esa gran acogida al hacer un papel de lesbiana?

Sabía que iba a tener una consecuencia positiva. El tema se trata de una manera normal, no como una anécdota del personaje. Y es el personaje de la serie que más rollos ha tenido. Vamos, como si se tratara de un personaje heterosexual, como se puede tratar a un tío que es protagonista de la serie. Se le ha dado la misma importancia en su faceta sexual. Me parece un punto de vista muy libre. Igual que al leer los guiones lo iba recibiendo, me parecía que el público también lo entendería.

¿Te asustó hacer de lesbiana?

No. Para nada. Fue un plus para mí, para enamorarme de Irene Lara, nombre del personaje de la serie.

cayetana 2Cayetana Guillén Cuervo y Alejandro Amenábar durante el pregón del Orgullo de Madrid 2015¿Crees que aún asusta hacer papeles de gays a determinados compañeros?

Puede ser. El público te identifica siempre con lo último o lo más exitoso. Y España, en algunos sectores, aún se es muy conservador. Cuando haces un personaje poco empático pasa lo mismo. También te digo, hacer todo tipo de personajes es lo que hace rica una carrera. A mí, desde luego, decir que no a un personaje por ser homosexual, no se me pasa por la cabeza.

¿Qué hubiera sido de Irene Lara si no hubiera encontrado la puerta de la libertad?

Imagina, cuando la reclutan está a punto de suicidarse. Una mujer que le cortan las alas. La van a obligar a casarse con alguien que no quiere solo por aparentar. La tratan como si tuviese un problema mental. Imagina, en los años 30. Nació en el año equivocado.

¿Qué nos vamos a encontrar en esta segunda temporada?

Aunque parezca mentira no tenemos aún los guiones. Empezamos a grabar a finales de agosto. La calidad de siempre.

¿Crees que este personaje te ha acercado más al público?

Sí. Llevo mucho haciendo programas muy serios, y además con la gracia de Homozaping aún me pusieron más borde. Ahora, estoy encantada con que la gente me elija para imitarme. Con los imitadores que hay, es todo un lujo. Somos muy amigos Corbacho y compañía. Pero para nada. No tengo nada que ver. Es el programa, que es serio.

Tu primer Orgullo de pregonera...

Sí, siempre voy en una carroza. Este año me ha hecho ser más activa, y sobre todo haber estado en la plaza de Chueca por un personaje. Ser un medio catalizador de las reivindicaciones del pregón es algo que me hacía mucha ilusión, y lo pude cumplir siendo pregonera con Alejandro.

¿Cómo has vivido este orgullo sin Pedro Zerolo?

Fue un amigo insustituible. Éramos muy amigos. Me casó él. Le dio la ciudadanía a mi hijo Leo. Un persona muy cercana. Una de las reubicaciones que pedimos en el pregón fue un espacio público para él. 

¿Te interesa el contenido?