Fredi Leis: "Lo peor es que venga una persona a mi concierto y salga indiferente"

Fredi Leis, cantautor español con debilidad por los temas de amor y desamor, muestra su sensibilidad a través de las letras de su nuevo EP Días Grandes que presenta en una gira comenzando por Santiago y pasando por Madrid.

Captura copy copy

¿Fredi es tu nombre real o es artístico?

Es un nombre artístico, puedes llamarme así aunque en mi DNI ponga que me llame Alfredo. Aunque ya me lo llama todo el mundo. Y Leis es mi apellido real.  

Hasta el año 2013 no te lanzaste a publicar tus composiciones en Soundcloud, lo que te dio un éxito casi instantáneo, ya que en pocos meses se viralizaron tus canciones y así empezaste a dar conciertos. ¿Qué se siente al pasar de cero a cien en tan poco tiempo?

La verdad es que te sientes muy contento. En 2013 publico mi canción en Souncloud, la cosa empieza a funcionar en las redes, se comparte bien entre la gente, se crea un boca a boca y así fue creciendo. A raíz de eso fue cuando decidí venirme a Madrid a tocar, ya que mis primeros conciertos fueron siempre en Santiago. Lo único que me importa es vivir el día a día, aunque es verdad que ha sido intenso y ojalá que siga creciendo.  

¿Difícil?

Hay mil cosas difíciles, pero lo pones todo en una balanza y el resultado es muy positivo.

Tú apostaste por internet como medio de difusión y te salió muy bien. Pero hay miles de personas que no lo consiguen, ¿cuál es la clave para ser escuchado?

Es muy complicado.Te puedo hablar de lo que yo intento hacer: trato de colgar vídeos o canciones con mucha verdad. Me gusta abrirme al público y ser transparente tanto en las grabaciones como en los directos. Quizá a la gente le funcionan otro tipo de cosas, pero eso es lo que defiendo yo. No tengo ninguna fórmula para saber qué crea más reproducciones o menos de un vídeo.  

¿Qué consideras que fue lo más necesario para llegar lejos?

Arriesgarme. A veces te planteas si hacerlo o no, si romper con tu vida para apostar por la música, pero yo creo que en la vida hay que arriesgar.  

Hace pocos meses lanzaste tu primer EP Días Grandes que ha sido producido por el mismo productor de la cantante Rozalén. ¿Llegaste tú a él o fue él quien te llamó a ti?

Ni nos llamamos. Resulta que en Santiago venía a tocar Rozalén, y al conocernos y quedar para comer, me senté al lado e Ismael, el productor, sin ningún tipo de pretensiones. Empezamos a hablar de todo, de instrumentos, de canciones… y hubo química. Esa misma noche me invitaron a cantar en su concierto, él me escuchó, le gustó y a través de la agencia con la que trabajo nos pusieron en contacto. Desde entonces trabajo con él y, además, somos amigos.  

Con tu gira de presentación del EP en Santiago ya has colgado el cartel de entradas agotadas. ¿Cuál es la parte de ti que piensas que gusta tanto al público?

Por lo que veo lo que gusta es mi forma de transmitir. Si una persona viene a mi concierto y se va indiferente, me parece lo peor que puede pasarme, prefiero incluso que no le haya gustado. Lo que queda al final es la energía que se crea. Yo trato de interactuar mucho con el público, porque pienso que los conciertos se hacen entre todos. Intento contar historias que nos pueden pasar a todos, de amor, de desamor, de amistad, de soledad… y tratar de empatizar.  

¿Qué es lo que te inspira cuando te sientas a componer?

Las experiencias que he vivido. Sobretodo canto al amor y al desamor, porque creo que es lo que mueve el mundo.  

¿Cuál es el comentario que has escuchado últimamente que te haya sorprendido más acerca de ti?  

Creo que el hecho de decirme que transmito y me implico de forma natural en mis canciones es lo que más me ha impactado. Y es cierto, no salgo al escenario con la idea de hacer un papel.

¿Cómo ha cambiado tu vida desde que te dedicas a la música? ¿A qué te dedicabas anteriormente?  

Mi dia a dia antes era otro. Ahora cada día me levanto y escribo o me voy de promo. Yo estudié Administración de Empresas, hice unas prácticas en Santiago, pero llegó un momento en que decidí que mi trabajo debía ser creativo, yo quería dedicarme a la música porque es lo que me llena. Y ojalá se mantenga durante muchos años.  

¿Cuáles son las ventajas y los inconvenientes de esta profesión: el duro trabajo, la imagen pública, los altibajos en el mercado?  

El mercado está complicado en España. No se venden muchos discos, pero por otro lado están plataformas como YouTube que funcionan de relación directa entre el artista y el que te escucha. Eso es una parte positiva. Probablemente la parte más dura, aunque no pueda decírtela en primera persona, es la imagen pública y las críticas a las que te sometes constantemente. Con un solo tuit te pueden decir algo que te duela muchísimo.  

¿Ha supuesto un alejamiento de tu familia, tus amigos...?  

No, incluso con mi familia me he unido más. Son cosas nuevas y hay momentos que necesitas desahogarte y para hacerlo recurres a tu familia. Y para mis amigos, ¡ojalá tuviera más tiempo! Al menos en mis viajes me acompañan mis músicos.  

¿Estarías dispuesto a llevar tu música al extranjero?  

A mi me encanta el mercado nacional, lo que pretendo es que la gente escuche lo que hago y trate de aportarles algo, por lo que estaría dispuesto a llegar a donde hiciera falta si eso se cumple.  

Tú que has empezado desde abajo, que has tenido que trabajártelo todo solo para llegar lejos, y que sigues trabajando, ¿qué opinas de los cantantes que no son cantantes pero ganan mucho dinero de ello? ¿Te molesta el intrusismo laboral en el mundo de la música?

Bueno, a mi no me influye. Entiendo lo que me dices y existe, de hecho en la televisión hay mucho. Pero cada uno hace lo que le da la gana, y el problema es que tiene público que lo ve. Realmente esto va de transmitir con tu música, mientras lo hagas no te debe importar que haya más músicos o gente que intente meterse en el mundillo.  

¿No piensas entonces que se esté dando una intoxicación del público por estos productos?  

Creo que el público es listo y tiene que saber elegir.  

¿Cuál dirías que es la canción de tu vida?  

De las mías, la que más me ha marcado ha sido ‘Días Grandes’, que además está compuesto para mi primera novia, para ese primer amor de tu vida. Le tengo mucho cariño.  

¿Qué género musical crees que te identifica y a qué grupos musicales admiras?  

Se mueve entre el pop, el blues… yo identificaría mi género como verdadero. Hay verdad. La canción puede ser más animada o más lenta pero no trato de ponerle una etiqueta tampoco. Yo tengo debilidad por la gente que tiene sensibilidad, no solo musicalmente, en general. Una persona sin miedo a mostrarse un poco vulnerable, tiene toda mi admiración. Esos músicos me atrapan más.  

Además de tu gira, ¿qué otros proyectos tienes entre manos?  

Ahora mismo solo estoy volcado en eso. Hemos hecho las presentaciones en Santiago y Madrid, la gente lo ha recibido muy bien, y ahora para 2016 seguimos promo y empezamos gira en febrero, por lo que mi día a dia se va a basar en eso.  

¿Hasta qué punto estarías dispuesto a cambiar tu imagen por acceder a un público mucho mayor?  

No estaría dispuesto a cambiar mi imagen, chocaría con lo que yo transmito. Si estoy hundidísimo escribiendo una canción y luego no puedo comunicarlo, ¿de qué valdría que me pusiera una ropa o un corte de pelo concreto? ¿O que hiciera un papel ante la cámara que fuera mentira? No lo haría nunca. Creo que voy a ser el mismo de aquí a muchos años.  

loading...
loading...

¿Te interesa el contenido?