Prides: "Si pudiéramos instaurar una ley, sería la abolición de la discriminación"

El grupo de música escocés, Prides, con su album The way back up, se han convertido en poco tiempo en un grupo revelación tras sacar su primer disco en 2015 y comenzar una gira que les ha traído España con la que hemos aprovechado para conocer el secreto de su éxito.

Captura copy copy copy copy copyOs conocisteis en Glasgow, y allí comenzasteis tocando en pequeñas sales de menos de 100 personas. De ahí, en poco tiempo, habéis llegado a tocar en el Glastonbury festival, ¿cómo lo habéis conseguido?  

Supongo que es diferente para cada persona. No es algo que se consiga rápido ni fácilmente. Creo que sencillamente tienes que probar a  tocar las canciones que más te gusten y mejor se te den, dando lo mejor de ti y creando un show. Nosotros hemos sido muy afortunados desde el principio, hemos recibido un increíble apoyo de nuestra gente y nuestra tierra natal.  

¿Cuál fue vuestra primero oportunidad en la música?  

Realmente, la ayuda principal como pareja musical la recibimos por parte de los responsables de la ceremonia de cierre de los Commonweatlh Games en el 2014. Aquello supuso una enorme plataforma de despegue para nosotros, donde la gente que no nos conocía nos pudo escuchar a nivel masivo; y a raíz de ahí hemos puesto música a la banda sonora del FIFA 15… hemos hecho pequeñas cosas que nos han ido haciendo más grandes y afortunados.  

¿Cómo describiríais vuestra música?  

Synthpop sería el concepto más cercano a nuestra música, pero realmente mezcla distintos estilos. Tiene cierta influencia de los 80’s, del roch… y va cambiando poco a poco.  

¿Tenéis alguna referencia?  

Podría ser cualquiera, dependiendo del momento en que lo escribamos y en que luego se escuche. Cuando tenemos una idea fija sobre un tipo de canción, simplemente la escribimos. En realidad no tenemos referentes porque no queremos ponernos limitaciones ni restricciones. Buscamos algo que suene bien y que podemos aprender a tocar después… (risas).  

También habéis tocado, como habéis dicho, en la ceremonia de cierre de los Juegos Commonwealth en 2014. Han pasado dos años desde entonces, ¿cómo describiríais vuestro progreso?  

Hemos aprendido mucho. Hemos pasado de ser una banda “joven” en ese momento a tocar cientos y cientos de canciones en shows, y siempre hemos tratado de presionarnos a nosotros mismos para hacer algo mejor. Así que han sido dos años increíbles.  

Habéis publicado varios singles durante los últimos años, y algunos tuvieron gran éxito, como es el caso de ‘Messiah’. Pero este momento es muy especial para vuestra carrera, porque estáis haciendo un tour con vuestro primer álbum, “The way back up·”. Supongo que un primer trabajo es siempre una explosión de sentimientos que se quieren transmitir al público. ¿Qué sentimientos son los vuestros?  

“The way back up” fue escrito pensando en todos los rezos que hicimos durante dos años de nuestras vidas, y musicalmente hemos querido probar temas relajados, blues, pianos… mezclados con temas dance, de guitarra y rock. Y las letras se relacionan con mis rupturas de corazón durante estos dos últimos años (risas) así que hablan de amor, desamor… todo experiencias propias.  

Habéis elegido España como uno de los lugares a los que presentar vuestra música. ¿Os gusta España?  

¡Sí! ¡Es excelente! ¡No queremos irnos! (risas) España nos eligió a nosotros. Nunca hemos tenido la oportunidad de recorrer Europa hasta ahora. Así que pensamos que expandir nuestra música era también una oportunidad de conocer sitios del continente donde no habíamos estado nunca.

¿Creéis que vais a funcionar aquí?  

¡Cruzaremos los dedos!  

En Madrid habéis actuado en la Sala Sol. ¿Cuál es vuestro principal miedo sobre ese escenario?  

Mi mayor miedo sobre cualquier escenario es caerme. Aunque todavía no haya pasado. Aún (risas). Y también tengo ese irracional miedo de hacerme pis en los pantalones, como cuando lo sueñas por la noche (risas).  

Como supongo que sabréis, mucha gente en España no habla inglés. ¿Qué hacéis para conseguir acercar vuestra música a toda esa gente que no entiendo vuestro idioma?  

Afortunadamente, pienso que la música habla directamente a la gente sin necesidad de palabras. Puedes expresar un montón de cosas con tan solo música. De modo que ya veremos cómo la interpreta la gente, quizá la próxima vez tendremos que tocar algo en español. ¡Tengo que empezar a practicar!  

¿Tenéis algún club de fans en España?  

Aún no, creo. Hemos pasado noches sin dormir haciéndonos publicidad en Twitter, etc. para que la gente esté expectante del show, y evidentemente es agradable encontrar que hay gente que lo está y te apoya. Pero un club de fans como tal, aún no.  

Supongo que ser músico en Reino Unido es bueno y malo a la vez. Por un lado, cuentas con que UK es la cuna de la música alternativa. Pero al mismo tiempo hay un montón de bandas como vosotros que suponen una competencia porque también quieren triunfar. ¿Qué pensáis sobre esto?  

Esto lo que supone es que te presiona a ser mejor y mejor cada vez. Porque, es lo que dices, hay un montón de competencia y un montón de bandas que quisieran llegar lejos. En ese sentido, es una ventaja quizá ser de Escocia. Escocia tiene un muy buen panorama musical, y hay mucha gente comprometida con ayudarnos. Creo que es algo positivo y hasta ahora hemos sido muy afortunados con todos nuestros fans escoceses.  

En España, por ejemplo, los grupos de música que quieren triunfar encuentran muy complicado el hecho de ganar dinero suficiente como para vivir de la música. Supongo que es algo que ocurre en todos los países, pero me interesa vuestra visión de artistas no españoles. ¿Cuáles son según vosotros los principales obstáculos para sobrevivir en la industria musical?

Supongo que siempre hay que empezar siendo tú mismo quien aporta el dinero. Hay muy poca gente capaz de sobrevivir con su música en un comienzo. Para nosotros lo principal ha sido siempre ser felices haciendo nuestra música, y después llegaron las grandes oportunidades de ganar dinero, entre ellas venir a Madrid. Y para un par de chicos que empezaron en una pequeña ciudad de Escocia es suficiente éxito.  

¿Volveréis a España?  

¡Sí, nos encantaría!  

Y si eso pasa, ¿qué os gustaría visitar o hacer aquí que aún no hayáis podido?  

Hay un montón de festivales en España que nos encantan. Primavera Pop es uno de los que más nos gustan, o el de Benicassim. ¡Así que cruzamos los dedos por ello!  

¿Cuál es el escenario del mundo en el que más os gustaría tocar?  

¡Coachella! Sería una enorme oportunidad para nosotros. Aunque realmente sería solo una excusa para ir (risas). Sería increíble.  

¿Y hay también algún artista con quien os gustaría cantar especialmente?  

¡Oh! Elton John, o Brandon Flowers de ‘The Killers’...  

A partir de ahora, ¿cuáles son los planes de futuro que esperáis de vuestra música?  

Sencillamente seguir como estamos. Hemos sido muy afortunados los dos últimos años y esperamos poder continuar ¡viajando a sitios como Madrid!  

En los últimos meses, Europa está sufriendo más casos de discriminación por orientación sexual. Si tuvierais el poder de cambiar cualquier cosa en la lucha contra la discriminación para el colectivo LGTB, ¿qué es lo primero que haríais?  

Si pudiéramos pulsar un botón y hacer a todo el mundo entender que las personas son sólo personas… es una locura que en nuestra generación haya aún gente incapaz de entenderlo, que existan lugares donde las parejas gays no pueden casarse, es increíble. Así que si pudiéramos instaurar una ley, sería la abolición de la discriminación, que quien no la cumpla, ¡se marche! 

¿Te interesa el contenido?