Leticia Sabater: "Siempre he sido atrevida y valiente"

El nuevo single de Leticia Sabater, ¡La Salchipapa!, ya se acerca a los dos millones de visitas en YouTube. La conocida intérprete nos relata sus próximos proyectos en exclusiva y sus polémicas en Twitter.

salchipapaLeticia, ¡felicidades por La Salchipapa, que lleva ya un millón y medio de visitas en YouTube! A este paso va a alcanzar los tres millones de Mr. Policeman, que fue un súper hit.  

Muchas gracias. ¡Yo veo que sí! El millón de Mr. Policeman los conseguí en una semana, y esta va por el mismo camino. De un día para otro, 600.000 visitas. ¿Qué te parece, Salchipapo? (risas)  

¡Me parece genial! ¿La has escrito tú?  

Sí, la letra la he escrito yo.

Nos recuerda bastante a ‘La bomba’ y de hecho tú la has descrito como ‘El hit del verano’. ¿Hay una influencia de este tema?  

Más que la letra, lo que sí puede recordar a La bomba es la forma de interpretarla, el tonillo. Creo que es la canción mejor interpretada por mí de todas las que he tenido, porque es muy importante la interpretación que se le da a una canción y esta es la perfecta para el verano. He copiado un poco a King África porque me pareció muy divertida su “Bomba”. Su forma de interpretarla es una parte muy importante de la canción para demostrar la diversión y el cachondeo del tema. No es lo mismo ‘Mr. Policeman’, que es electro-dance sexy-morbosa; que La Salchipapa que es reggaetton electro-latino y sexy-caliente. Es diferente.  

¿Qué pretendes transmitir con este tema?  

Sobre todo cachondeo, diversión y que sea una canción que no fuera high class, sino que se cante en todos los sitios: bodas, banquetes, bautizos, fiestas, playas, botellón… ¡de todo! Porque para eso es un plato que vale dos euros, no es caviar. Cualquier  persona puede cantarla sin importar el dinero que tenga.  

Polifacética, ¿no?  

Efectiviwonder, pa’ un roto y pa’ un descosido.  

¿Qué escenarios vas a pisar con la canción este verano?  

Sí, incluso comparto cartel con Loreen, en Valencia. Que es una mujer a la que admiro muchísimo. yo he tenido Euphoria en el móvil dos años, así que tengo muchísimas ganas de cantar La salchipapa allí. ¡A ver si le gusta! Pero para qué nos vamos a engañar, lo que me importa es que le guste a la gente. También piso Torremolinos, Bilbao, Cartagena y Madrid, en el Orgullo Gay.

¡Felicidades por este tour! Y también porque la semana que viene es tu cumpleaños y llega en un momento estupendo.  

Me caen 50 salchipapas, y a partir de los 40 ya no llega nunca en una buena fecha (risas). Pero entre tenerlos y no tenerlos, prefiero tenerlos.

Además tú empezaste muy joven en la TV con No te lo pierdas, y desde entonces sigues haciendo cosas. Después de todos estos años, ¿cuál es la parte más dura de ser Leticia Sabater?  

Sin duda, las críticas. Porque yo soy un personaje muy controvertido y muy polémico, lo he sido siempre. Porque no olvidemos que cuando estaba en el mundo infantil también lo era, yo hacía lo que me daba la gana. Iba con la tripa al aire cuando nadie más lo hacía. Siempre he tenido la influencia estadounidense de los programas y artistas de allí, y hacerlo siendo española es muy complicado porque éramos más tradicionales. Por tanto, esto genera muchas críticas dolorosas pero también cariño y amor por gran parte de los fans. Esto es lo que me motiva.

Es muy llamativo la diferencia entre tus shows “para mayores” con canciones como Mr Policeman, la Salchipapa… y las que has hecho desde tu juventud orientadas para los niños. Y hay gente que se preguntará, bueno, ¿cómo hace para pasar de un rol a otro tan radicalmente?  

Muy sencillo, porque yo siempre he sido atrevida y valiente. Aunque ya lo hacía en los programas infantiles ahora me dedico a un público diferente, mayor, yo ya he crecido como artista y es mi personalidad actual. Es cómo he madurado. Pero esto no significa que si tengo que hacer un show de niños no sepa cómo comportarme, porque para eso lo he hecho durante quince años.  

fronzeEste año ha sido muy especial para ti, en parte porque has podido estar cerca de los niños con el musical Fronze, en el que has hecho de Elsa en el circo Alaska. ¿Cómo has vivido esta experiencia?  

Te voy a decir una cosa, yo el vestuario de Fronze lo tengo en el armario el primero, porque no hay fin de semana que no lo saque, ¡pero para mayores! Todas las actuaciones de mayores me piden la canción de Fronze. O sea que al final se unen ambos mundos.

De hecho, la canción de Let it go me la enseñaron los fans de 25 años en una discoteca haciendo una actuación, en la que se pusieron a cantar la canción y yo no la había oído en mi vida, ni había visto la película, ¡claro, yo estaba cantando Mr. Policeman! Y mira por dónde, a las dos semanas me ofrecen el musical.  De hecho, la gente se ha volcado durante todo el año con Fronze en Internet.

¿Qué relación tienes con tus fans online?  

Mucha, la verdad es que tengo mucha relación. Creo que es muy importante tenerla porque al final los fans y los seguidores son los que te defienden a muerte cuando tus detractores te critican. De hecho, yo siempre que un hit mío tiene éxito, digo que acaba siendo de los fans. Cuando tiene ese número de visitas, ya no considero mía la canción, sino de ellos. ¿Es curioso, verdad? Yo cuando me subo a un escenario, lo hago sabiendo que voy a cantar algo que han creado ellos con sus visitas. Con lo cual, es suya y lo digo. Son los dueños.  

Y hablando del mundo de Internet, tú has protagonizado trending topics en las redes sociales que a mucha gente le ha dejado en shock. Uno de ellos fue por reconstruirte el himen y decirlo públicamente. ¿Te arrepientes de esta decisión?

"La reconstrucción del himen es la operación estrella".

¿Yo? ¡En absoluto! La verdad que no me arrepiento para nada de haberme reconstruído el himen. Esto visibiliza. Y gracias a que lo hice yo, muchísimas mujeres que no sabían que se podía hacer, se han animado. Y algunas han conservado a sus maridos, no te hablo de españolas casadas, sino sobre todo de árabes y musulmanas que han podido salvar su relación gracias a esta cirugía. Y también ha habido españolas que han querido hacerlo porque les apetece. ¿No se opera la gente la nariz y no pasa nada? Esto en América Latina es normal, pero España es más tradicional y hay cosas que cuesta que entren en cirugía estética, pero al final acaba entrando, como cuando se hacía con los pechos. Ahora es la operación estrella.

Es curioso porque, aunque tú te consideras una mujer tradicional, eres muy abierta para este tipo de temas. Muy transgresora.  

Yo tengo una educación tradicional, como persona, pero no como artista. Porque me he criado viendo actuaciones de Madonna y ese tipo de estrellas controvertidas, y sin darme cuenta, me he vuelto de la misma manera. Yo soy transgresora, polémica y controvertida. Llevo haciendo giras desde hace tres años, pero te digo una cosa, no sé a donde llegará La Salchipapa, pero todo esto lo estoy haciendo como preámbulo de algo gordo. Y en el momento en que tenga repertorio de canciones suficiente para hacerlo, pienso montar un show en el que la gente no va a dar crédito a lo que va a ver.  

leticia

¿Qué tipo de espectáculo veríamos?  

Pues mira, ‘La Salchipapa’, ‘Mr. Policeman’, ‘Universo Gay’, ‘YMCA’, ‘Leti-rap’, ‘Mi vecina favorita’, ‘En tu casa o en la mía’… que hoy en día no las canto porque no tengo tiempo de cantarlas todas en los escenarios, pero quiero reunirlas todas e interpretarlas.

¿Se puede decir que es una exclusiva?

Totalmente. O sea que dentro de nada, ¡preparaos!  

Leticia, hablemos del Orgullo. ¿En qué te identificas con el colectivo gay?  

Porque creo que ellos se identifican conmigo y yo con ellos. Yo viví una infancia en la que no fui aceptada en los sentidos físico y mental. Yo tengo dos hermanas que son Cum Laude, y yo era más fea y más tonta. Eso hizo que mi infancia no fuera feliz, y yo me siento un poco como los gays, yo en el tema físico y ellos en el sexual. Ahora es muchísimo más fácil, es un tema abierto por fin, pero hace años no era así. A los que les ha tocado vivirlo lo pasaron mal. Y siempre queda un resquemor de la infancia. Y también me apasiona la sensibilidad de los gays, yo tengo la misma. Nobleza a muerte, y que no tienen miedo al ridículo ni al qué dirán la mayoría. Lo han superado.  

Para finalizar, ¿qué opinas de la reciente tragedia de Orlando?  

Me parece espantoso. Ha sido una vergüenza y una aberración a la comunidad. Lo único que pueden hacer es pedir perdón al mundo gay. Y al final, habéis conseguido lo que nadie, luchar por vuestros derechos, se ha conseguido que todo el mundo lo acepte como es. Es una gran época para el mundo gay. Y por eso quiero mandar un saludo enorme a los lectores y lectoras de Cáscara Amarga y motivarles en esa lucha diaria por hacer las cosas muy bien y superar obstáculos. ¡Felicidades, y a saco! 

¿Te interesa el contenido?