'La homosexualidad no se da por la profesión, es una elección de cada uno'

Alfonso Cayetano, bailarín y coreógrafo formado en la escuela del ballet nacional clásico con maestros como Víctor Ullate, Carmina Ocaña, Carmen Roche, Rosa Naranjo, Julia Estevez. En danza moderna, sus coreografías resultan piezas profundas, versátiles, llenas de infinitas posibilidades gracias al uso de diversos lenguajes y enunciados. Su potente esencia artística le permite abarcar piezas tanto de índole comercial como cultural.

En la actualidad trabaja en Interferencia Danza, donde crea coreografías llenas de piezas profundas, versátiles, compuestas de infinitas posibilidades gracias al uso de diversos lenguajes.

¿Cómo ves las danza contemporánea en España?

Alfonso Cayetano3Siempre he creído que en nuestro país existe mucho talento artístico, y en este caso pocas infraestructuras, para que la danza tenga el lugar que merece esto tendría que cambiar, no es un país donde se toma en serio, empezando desde las clases políticas hasta nosotros mismos.

España no es el país donde debes vivir si eres bailarín o coreógrafo. 

Mientras en otros países ser bailarín es algo profundo, bello y considerado, aquí en ciertos ámbitos significa subir la pierna por no decir "mover el culo".

Necesitamos mayor apoyo, ya que es muy difícil donde el arte y la cultura se comercializan por intereses siempre económicos, cuando tendría que ser educacional e imprescindible.

Donde muchos han creado un monopolio, además de preocuparse por la formación, en cuanto a metodología y pedagogía se refiere, y enseñanza dancística, también tendrían que pensar donde van estos profesionales de la danza después de diez o catorce años de carrera, ¿fuera de sus países de origen?

Cada conservatorio con la ayuda de las administraciones, tendría que crear un espacio donde poder realizar los coreógrafos sus obras y los bailarines reflejar su aprendizaje, lo que viene siendo una compañía, al menos por un periodo de tiempo. Esto se empieza hacer ahora, a través de certámenes y, como premio, compañías residente durante un periodo para la creación de una pieza, y unas cifras económicas muy por debajo del salario mínimo, entendiendo que un bailarín a los cuarenta años ya se puede ir despidiendo como no tengas un plan B de antemano, o como en otros casos donde te dan la residencia, es decir el espacio, estás un mes o dos ensayando, produciendo, es decir invirtiendo y terminas haciendo una función para ellos gratuitamente, yo ya de esto estoy muy cansado, para mí es un país donde el amiguismo prima y los artistas, al menos yo, siento hacer el primo.

Cuando nació la danza en mí y empiece a estudiar sentí que era un lenguaje universal, el del alma...

Si nos escuchásemos y sintiésemos más y menos palabra, que se las lleva el viento, estaríamos todos en sintonía y, la danza y todas las artes tendrían más cabida.

¿Valora España a sus artistas en este caso de la danza?

Tiene un público fiel que asiste, pero es minoritario, como todas las artes en general. Esta minoría que lo ve no es la que valora, quien valora son solo cuatro de los supuestos entendidos los que determinan bajo su criterio si está dentro o fuera, cuando es el público profano el que te sorprende, el que verdaderamente sale de la sala o teatro, con mayor respeto y satisfacción.

Además de mucho esfuerzo hay que hacer pasillos y pagar por obtener críticas, esto huele a rancio y no a principios, honestamente España creo que no valora lo suficiente a sus artistas.

Y entre vosotros, ¿hay compañerismo?

No tengo pelos en la lengua y me gusta decir lo que pienso, con lo cual seré responsable, hay compañeros maravillosos a los que siempre recuerdas con mucho cariño y en otros casos te puedes imaginar. La envidia es verdaderamente muy mala, zancadillas, empujones, o dejarte caer puede pasarte, es mi testimonio, si vales te crujen. No voy a ir de humilde, a mí por ser cabeza de perro que no culo del mismo, ya que éramos dos en el personaje de una obra del teatro de la zarzuela, casi me deja caer, diré compañero, al foso, de no haberlo querido hacer ¿qué era, para asustarme?

Esto por ser cabeza es decir cara del personaje, con lo cual si haces una obra tuya ¿esperas que vengan a apoyarte? Y los que te consideran, como van a venir si tienen que pagar la entrada, con lo cual: que opino sobre el compañerismo, que existe en determinados casos y para algunas personas.

En el mundo de las artes la homosexualidad ha sido un refugio para bailarines y artistas ¿es una condición favorable o un impedimento?

Se refugiaron, pero serían artistas sino nunca habrían salido personajes tan relevantes, ahora es diferente en algunos casos quieren ser artistas porque mola o porque quieren ser famosos, no creo que las personas se refugien en el mundo del espectáculo, porque sienten que ama a otra persona del mismo sexo, cada caso es distinto, será favorable o un impedimento dependiendo donde llames. En cualquier caso ¡viva la libertad!

Esa libertad parece que es mayor es vuestro sector ¿Cómo se mira la homosexualidad en la danza?

Alfonso CayetanoPaseo por Chueca o por cualquier ciudad del mundo y no todos los homosexuales son bailarines, ni peluqueros, ni cocineros, ni deportistas, ni periodistas, la homosexualidad no se da por la profesión, es una elección de cada uno.

De hecho hoy en la danza no es ningún paradigma ni nada por el estilo, eres uno más, los compañeros heterosexuales, que son la mayoría, acogen a los chicos y chicas con mucho cariño y respeto, recíprocamente, somos iguales, y ya no hay el miedo que había, lo peor está en la calle, aunque digamos ser aceptados queda mucho camino por recorrer, aun te miran si vas de la mano con un amigo o con tu pareja, imagínate si vas de la mano y sabes que eres bailarín, no quiero parecer negativo pero sí creo que hay una falsa moral, por supuesto no es todo el mundo así, y tenemos el derecho a mirarnos los unos a los otros, pero con respeto, echemos un vistazo a lo que ocurre a otro lugares del mundo.

Echemos un vistazo a tu trabajo, ¿qué te gusta contar en tus piezas?

Todos somos lo que comemos, leemos y bailamos como somos, a mí me gusta contar de todo, a veces algo atrevido y otras algo osado, destripando mis sentimientos. Lo que me gusta de mi es que cuento sin temor lo que me hace sentir bien o, lo que necesito contar, somos patológicos y necesitamos esta terapia. Pueden resultar piezas surrealistas, inverosímiles, o bellas o feas pero cuento lo que siento y, creo que eso es amor y libertad.

¿Cuál es tu próxima propuesta artística?

Sigo reponiendo mis piezas anteriores: Olé! Inspirada en mi tío abuelo Cayetano Ordoñez Aguilera "niño de la palma", Six lives pieza divertida, encuentro causal pieza muy profunda que gusta mucho, 575 mi última producción que mediante los haikus de mi hermano Valentín García Alonso y la música de Jorge Sierra, nos perdemos en un mundo inhóspito y lleno de sensaciones.

Me gustaría hacer algo más banal, pues bien es cierto que tiendo al romanticismo.

Lo próximo es hacer un taller en Florencia y de ahí saldrá algo interesante, eso sí, me gustaría algo más banal, pues bien es cierto que tiendo al romanticismo.

Estoy en un proyecto donde combinar danza, música y voz. Ya hice incursión en musicales y en la música pero esta vez será distinto ya que la idea es mía y producido por mí, en una línea bastante particular, ya puse voz en Olé!

Vivimos en tiempos revueltos confusos en los que en ocasiones la expresión o la manifestación están siendo perseguidas a la hora de luchar por nuestros derechos ¿bajo qué marco te gustaría expresarte libremente bajo la danza?

Hemos vivido y vivimos tiempo inflexibles, dominados por personas rígidas e hipócritas, es algo que no debemos de tolerar más, mirar atrás y ver cuánto dolor, es triste y vergonzoso. Pensar que en cincuenta y siete países nos asesinan, vejan o encarcelan por el hecho de amar o disfrutar como cada uno quiere, algo hacemos pero muy poco a poco, tenemos que contribuir más, todo lo que hagamos es poco porque tenemos que tomar conciencia de que esto existe y que un hermano está pasándolo muy mal y no lo pueden ni contar.

A mi manera cree una pieza que tiene nombre de romanticismo, Tuyo Chopin. Coreografía que en mi estancia en Firenze medité, justo en el bicentenario del compositor, cuando llegue a Madrid hablé con Marco Antonio amigo y estupendo bailarín de danza española, le presenté el proyecto y no embarcamos en la pieza, tuyo Chopin habla de amor, magia, belleza, sensibilidad y masculinidad es una historia entre dos hombres y mediante las notas de Chopin vamos componiendo un lenguaje natural, tanto es así que el estreno se hizo en una sala en los teatros del canal en el día de su bicentenario. Sesenta niños aproximadamente en absoluto silencio con sus padres, contemplaron y quedaron encantados, vinieron a felicitarnos y sus frases eran: que bien habéis tratado el tema y con qué naturalidad lo han percibido los niños, Gracias, ese fue nuestro éxito, sentimos nosotros.

Como te dije antes por desgracia este país valora más a los de fuera que a los de dentro, en cierto modo es lógico e interesante, abren posibilidades a otros artistas y a su vez se aseguran unos festivales y algún viaje que otro, y claro, eso mola.

Como no me gusta decir lo que no pienso te digo, España no es el país donde debes vivir si eres bailarín o coreógrafo y sobre todo si vales para ello.

Concha Velasco, una de las mejores actrices de nuestro país, con la que tuve el gusto de trabajar en varias ocasiones me decía a solas o, delante de mis compañeros: Alfonso para ser hay que ser y, tú eres, claro, esto despertaba unas molestias que aún ahora sigo pagando.

 

¿Te interesa el contenido?