Organizador de FITUR GAY 2014 ofende la dignidad de los transexuales

  • Con espanto leo las declaraciones del organizador del FITUR GAY 2014 en Madrid, el señor don Juan Pedro Tudela.

  • Y es que tanto Carmen de Mairena, como Cristina, La Veneno tienen derecho a disfrutar de todos los espacios de ocio existentes para el resto de la población.

Según recoge Cadena SER, Juan Pedro Tudela ha dicho que el mayor cambio de la Feria con respecto al año pasado es que ha cambiado de nombre, de FITUR LGTB a FITUR GAY, porque la denominación "creaba mucha confusión en el mercado" ya que "los hosteleros podían pensar que iban a tener el hotel lleno de Cármenes de Mairena o de Venenos", añadiendo que con "todos sus respetos no era lo que el empresario quería" y porque además el lema de esta edición era Turismo es Paz.

Cuando se pierde la vergüenza y el pudor, alcanzando límites insospechados de transfobia en un espacio de turismo que aboga por el respeto a la diversidad y la integración de todos los sectores del tejido social por parte de quien está encargado de organizarlo, solo queda decir que es un indigno representante de los intereses globales de la Comunidad LGTBI y atenta contra sus derechos, más aun para ese espacio de la Feria FITUR, donde todas las empresas que este año han puesto algún stand sí hablan de turismo LGTBI, al estar concienciados con una sociedad igualitaria y a los que desde aquí felicito, aunque su organizador haya caído en unos derroteros que van más allá de lo meramente cuestionable, porque "respetos" de esta índole sobran, e interrelacionar Turismo es Paz con que no vayan transexuales a hoteles, estaríamos ya hablando de algo punible como lo es el derecho al honor.

La discriminación y falta de respeto de Tudela

Vayamos por partes, tanto Carmen de Mairena, como Cristina, La Veneno, tienen derecho a disfrutar de todos los espacios de ocio existentes para el resto de la población, ya que el Estado de Derecho las ampara en el pleno al desarrollo de su identidad sin que pueda haber discriminación por razones de sexo, orientación o identidad de género. Afirmar lo contrario es de un clasismo repugnante, sobre todo si proviene de alguien que pertenece a un colectivo discriminado históricamente que ha pedido Justicia, Libertad e Igualdad, para que luego, cuando se obtiene, aplique sobre sus semejantes lo que anteriormente había denunciado; convirtiéndose esto en un hecho paradójico de vileza inconmensurable.

Pero si lo que el señor Tudela plantea es que la transexualidad en sí misma es perniciosa para el turismo LGTBI...

Pero si lo que el señor Tudela plantea es que la transexualidad en sí misma es perniciosa para el turismo LGTBI, habría que recordarle por ejemplo que los ordenadores que utiliza en el desarrollo de su ámbito laboral se los tiene que agradecer la científica norteamericana, Lynn Conway, mujer transexual para más detalles, que trabajó perfeccionado los microprocesadores de los microchips que han hecho posible la reducción de su tamaño, o tal vez en algún vuelo este sea capitaneado por Sarah, la primera comandante transexual de un avión comercial.

Y posiblemente algo también le tendrá que decir al embajador de EE UU, James Costos, que ha apoyado esta Feria, ya que Obama ha nombrado como alto cargo a Amanda Simpson, mujer transexual, experta en seguridad del Departamento de Comercio de la Casa Blanca. Aunque seguramente algún conocido suyo habrá recibido clases de la catedrática titular de matemáticas que ejerce su profesión en Madrid; y así un infinito número de vidas e historias que solo reflejan la amplia diversidad y espectro de la población de mujeres y hombres transexuales.

Juan Pedro Tudela, yo también soy Carmen de Mairena y Cristina, La Veneno, y usted, señor, me ofende.

En cualquiera de los casos es altamente ofensivo que don Juan Pedro se vanaglorie en que la gran diferencia es el cambio de nombre de la Feria porque haya desaparecido en la palabra LGTB por la de GAY, aunque siga apareciendo este año como título secundario, y desde luego insultante que lo haya hecho para que los empresarios piensen que a sus hoteles no van a ir personas transexuales.

Pero por si todo esto fuera poco, en 2011 realizó estas afirmaciones: "Nos estamos dando a conocer, tenemos gente de lo más -normal- pero hay una parte -folclórica- que quizás ha producido cierto rechazo social, pero también existe, pero bueno, el 90 y tantos por ciento de la gente tú no distinguirás si es gay o no si no te lo dicen". Sobra cualquier análisis o comentario ya que las declaraciones hablan por sí mismas, desde los calificativos peyorativos a la vuelta al armario.

Explicaciones al Ayuntamiento de Madrid

El Ayuntamiento de Madrid debe de tomar cartas en el asunto, que ha sido quien ha cedido la organización de este espacio. El Consistorio representa a todas y todos los madrileños, por lo tanto escupir sobre la dignidad de una parte de la población como los son mujeres y hombres transexuales no cabe otra acción que la destitución del organizador, don Juan Pedro Tudela, remplazándolo por alguien que esté a la altura de este evento, el cual no deja de ser un espejo del Madrid multicultural ejemplar que respeta e integra a todos sus ciudadanos en perfecta convivencia.

Decía una cadena pública de televisión en 2011 que el Pride LGTBI de Madrid, junto a una de las más avanzadas legislaciones en materia de LGTBI en el mundo, había logrado mejorar la imagen de nuestro país y a la vez potenciar como destino preferente para el turismo LGTBI, por lo que no caben este tipo de afirmaciones retrogradas, clasistas y transfóbicas.

Finalizo diciéndole a don Juan Pedro que, yo también soy Carmen de Mairena y Cristina, La Veneno, y usted, señor, me ofende.

Carla Antonelli es activista transexual y diputada del Grupo Socialista en la Asamblea de Madrid

 

¿Te interesa el contenido?

  

Cáscara amarga no se hace responsable de las opiniones de los firmantes en la sección Opinión de este periódico.