El Presupuesto del Ayuntamiento de Madrid desde la perspectiva de género

Ejemplos de actuaciones: lideresas de Villaverde, cláusulas de igualdad en los contratos; adaptación de las pruebas físicas para Bomberos; plan de seguridad en los barrios por la noche; rebaja del 50% de los precios públicos para los equipos deportivos femeninos.

madrid equidadEl Presupuesto es la principal herramienta de materialización de las políticas públicas y para el Gobierno municipal es fundamental abordar su elaboración partiendo de que las cuentas no son neutras en cuanto al género.

Para ello se ha elaborado el primer Informe completo de Impacto de Género en el Presupuesto General del Ayuntamiento 2017, presentado hoy por los delegados de Equidad, Derechos Sociales y Empleo, Marta Higueras, y Economía y Hacienda, Carlos Sánchez Mato.

El informe, en el que han participado trabajadoras de las direcciones generales de Hacienda e Igualdad, ha supuesto el estudio de todas las secciones (Áreas, distritos y Organismos Autónomos) y de los 124 programas que componen el Presupuesto General. De estos, más del 50% (64) tienen impacto de género positivo, es decir, cuentan con una memoria específica. El importe de los 64 programas asciende a 2.379.304.210 euros.

Ejemplos de actuaciones en los programas

Entre los ejemplos de actuaciones en los programas con informe de impacto de género positivo sobresalen la inclusión de cláusulas de igualdad en los contratos, convenios y subvenciones; lenguaje inclusivo en los documentos administrativos; actuaciones de conciliación familiar y laboral, como aumento de la oferta de plazas y horarios en escuelas infantiles; adaptación de las pruebas físicas de acceso al Cuerpo de Bomberos a la fisiología de las mujeres.

El realojo en viviendas municipales para víctimas de violencia de género o la actualización de procedimientos de Samur-Protección Civil para detectar problemas de violencia también tienen reflejo en el Presupuesto.

También figuran entre las actuaciones la mejora del alumbrado público y de la vigilancia en túneles y medidas dirigidas al aumento de la seguridad en todos los barrios durante la noche.

En el ámbito deportivo puede señalarse la reducción del 50% de los precios públicos para los equipos femeninos en polideportivos y en el cultural, la puesta en marcha de un itinerario por el patrimonio de Madrid que tenga como protagonistas a las mujeres.

Entre las iniciativas destaca la de las “lideresas de Villaverde”, dirigido a mujeres del distrito de Villaverde y otras actuaciones destinadas a fomentar la participación de mujeres en ámbitos de decisión.

La evaluación del efecto de las políticas de gastos e ingresos desde la perspectiva de género constituye un instrumento para favorecer la autonomía económica de las mujeres, impulsar su representación social y política, contribuir a conciliar la vida laboral y familiar, y garantizar su seguridad en todos los ámbitos.

Metodología del informe

  • La metodología empleada se basa en el modelo sueco de las 3 R:

    - R1 Roles y estereotipos: programas que inciden en la reducción de desigualdades modificando roles y estereotipos mediante campañas de comunicación, acciones formativas, talleres y charlas…

    - R2 Recursos: programas para paliar las desigualdades facilitando el acceso de las mujeres a recursos materiales e inmateriales para fomentar su autonomía, a través de actuaciones de capacitación para el empleo y fomento del emprendimiento, gestión del urbanismo, transporte y seguridad, y prevención violencia de género.

    - R3 Representación: programas que promueven la presencia y participación equilibrada de las mujeres en espacios de poder y toma de decisiones, ya sea en asociaciones y en órganos públicos y privados de representación, así como en puestos directivos.

Propuestas de mejora

El informe de impacto de género incluye unas recomendaciones para que los presupuestos de los próximos años sean más justos y equitativos. Entre las propuestas de mejora figuran efectuar un buen diagnóstico previo de la situación de las mujeres respecto a los hombres en la ciudad con datos estadísticos actualizados; realizar encuestas de satisfacción promoviendo la participación de las mujeres; definir nuevos indicadores que permitan el seguimiento y evaluación de las políticas públicas para lograr el objetivo de la igualdad; aumentar el número de programas con impacto de género positivo; crear unidades de igualdad de género en todos los órganos municipales; consolidación profesional del personal (agentes de igualdad) experto en la materia; desarrollar un plan de formación específico para el personal municipal; mejorar la actual aplicación informática de gestión presupuestaria, o realizar auditorías de género en los programas presupuestarios.

La desigualdad, una realidad en Madrid

Para el Gobierno municipal, el Presupuesto no puede tratar igual a quien parte de una situación de desigualdad porque entonces dichas diferencias se perpetuarán. Y para que las cuentas eliminen realmente las brechas de género hay que realizar un diagnóstico previo con datos estadísticos.

Como paso previo al informe de impacto de género –para constatar la necesidad de su elaboración y la propia realidad social de la capital– se ha recurrido al Índice de Desigualdad de Género, elaborado por la subdirección general de Estadística. Una especie de censo que sirve para ver cuál de los dos sexos se encuentra en la capital en una situación más desfavorable en relación con cinco ámbitos: educación, trabajo productivo remunerado, ingresos económicos, toma de decisiones y trabajo productivo no remunerado. De esta forma se obtiene información para actuar a través de las políticas públicas donde hay más diferencias.

Las conclusiones son claras: la balanza se inclina a favor de las mujeres tan solo en el nivel educativo, de formación, pero en el resto la situación es claramente desigual en comparación a la de los varones. Sí, tienen un mayor nivel de formación, pero perciben menos retribución en sus empleos, poseen una menor representación y han perdido peso en la toma de decisiones; sus ingresos económicos (salario bruto y pensiones) son más bajos y dedican más tiempo al trabajo productivo no remunerado (tiempo dedicado al cuidado de personas dependientes).

Un camino hacia la igualdad

La inclusión de la perspectiva de género está recogida en el Plan de Gobierno 2015-2019. Este camino a favor de la igualdad en el Presupuesto del Ayuntamiento comenzó a finales de 2015 con la creación de la Comisión de Evaluación de Impacto de Género y su posterior puesta en marcha, además de un primer diagnóstico de impacto de género en parte de las cuentas de 2016. Y las bases de ejecución del Presupuesto contemplan la obligatoriedad de incorporarlo desde 2016.

El año pasado se creó un marco normativo de aplicación en todo el sector público municipal para impulsar todo este proceso, en el que sobresale la instrucción del Área de Economía y Hacienda relativa a la inclusión de cláusulas sociales y de perspectiva de género en los contratos municipales.

loading...
loading...

¿Te interesa el contenido?