El Parlamento de Navarra aprueba una declaración contra la homofobia y la transfobia

La declaración aprobada responde a una propuesta de Amnistía Internacional Navarra y Kattalingorri con motivo del Día Internacional contra la homofobia y la transfobia.

parlamento-de-navarraLa Junta de Portavoces del Parlamento de Navarra ha aprobado este lunes, por unanimidad, una declaración institucional por la que la Cámara foral se pronuncia en contra de la homofobia y la transfobia y para denunciar las "políticas represivas" de ciertos países hacia los colectivos LGTBI, reclamando que ninguna persona sea perseguida por motivo de su orientación o identidad sexual.

En concreto, en un primer punto de la declaración, el Legislativo manifiesta su preocupación por "una serie de casos documentados por Amnistía Internacional, en países como Camerún, Sudáfrica, Turquía, Bulgaria y Bielorrusia, que ponen de manifiesto la criminalización de la homosexualidad, la impunidad por crímenes cometidos por motivos homofóbicos o transfóbicos y los malos tratos contra personas gays, lesbianas, bisexuales, transgénero e intersexuales".

Asimismo, condena "enérgicamente" todas las formas de violencia y discriminación contra las personas lesbianas, gays, bisexuales, transgénero e intersexuales, y solicita la derogación de "todas las leyes que den lugar a la discriminación, el procesamiento y la condena de personas exclusivamente por su orientación sexual o identidad de género".

Además, la Cámara reclama "la puesta inmediata en libertad de todas las personas detenidas o condenadas por mantener relaciones sexuales consentidas con personas del mismo sexo, reales o sospechadas".

También pide que se adopten las medidas necesarias, tanto legislativas como administrativas y de otra índole, para "prohibir y eliminar el trato discriminatorio basado en la orientación sexual o la identidad de género en cualquier nivel de la administración de justicia".

Igualmente, el Legislativo navarro demanda que "se garantice que todas las denuncias y los informes de violaciones de derechos humanos basadas en la orientación sexual o identidad de género sean investigadas por las autoridades competentes con prontitud e imparcialidad y que se obligue a sus autores a rendir cuentas y a comparecer ante un tribunal".

La declaración aprobada por la Cámara continúa solicitando que "la orientación sexual y la identidad de género, reales o supuestas, sean incluidas en todos los Estados como características protegidas que pueden motivar un crimen de odio" y que "se introduzca formación sobre diversidad sexual y derechos humanos de todas las personas dirigida a profesionales de la policía, de los medios de comunicación, de la salud y de la enseñanza, así como en los programas oficiales de estudios".

Finalmente, el Parlamento pide que "se ponga fin al hostigamiento de los defensores de los derechos humanos y que se garantice protección adecuada a los defensores que están en situación de riesgo debido a su trabajo sobre los derechos humanos en relación con la orientación sexual y la identidad de género".

¿Te interesa el contenido?