El Ayuntamiento de Madrid prohíbe la megafonía en el pregón del Orgullo

  • Desde el Consistorio han propuesto trasladar el evento a otros lugares como la plaza del Rey o Callao.

  • La ganadora de Eurovisión, Conchita Wurst, y la representante española en el festival musical, Ruth Lorenzo, serán las encargadas de dar comienzo a la Semana del Orgullo en Madrid con el tradicional pregón.

chueca orgulloEl Consistorio informó el pasado jueves a los organizadores de que no pueden utilizar la megafonía porque superaría los decibelios permitidos en la Plaza de Chueca, que se encuentra dentro de un área calificada por el Consistorio como Zona de Protección Acústica Especial (ZPAE).

El pasado jueves el concejal de distrito Centro, David Erguido, se puso en contacto con Aegal, la asociación de empresarios responsable, junto a FELGTB y Cogam, de la organización de las actividades durante esta semana del Orgullo, para decirles de que no podían utilizar los sistemas de amplificación durante el pregón. "Esta definición reduce el límite máximo de 65 decibelios a 55 durante el día. Pero es que, la existencia de una residencia de ancianos en la plaza de Vázquez de Mella y otra en la plaza de Chueca impide excepciones a la regulación municipal", explica Erguido.

Por ello, el edil asegura que el delegado de Medio Ambiente le pidió que comunicase a los organizadores del Orgullo que no podrían utilizar el sistema de megafonía el día del pregón. "Por eso los llamé para informarles. Le ofrecimos que trasladasen el evento a la próxima plaza del Rey o a la plaza del Callao".

Hasta ahora, esta es la última zancadilla al Orgullo, que se lleva realizando desde hace décadas en la capital, de una ya larga lista de obstaculizaciones por parte del Ayuntamiento, encabezado por Ana Botella, contra los mayores y más multitudinarios festejos de Madrid. El año pasado, por ejemplo, el Consistorio multó a los organizadores con 159.809 euros por superar los decibelios permitidos en la calle y rechazó, con el beneplácito de la Delegación del Gobierno de Cristina Cifuentes, que el Orgullo discurriese por la Gran Vía, situación que se ha vuelto a repetir este año.

¿Te interesa el contenido?