El Gobierno de Uganda planea una nueva ley contra la homosexualidad aún más represora

El activista LGTB Frank Mugisha ha asegurado que, según una copia filtrada de la ley, ésta será más dura que la aprobada previamente.

yoweri-museveniYoweri Museveni, presidente de Uganda

El Gobierno de Uganda está planificando introducir una nueva legislación contra los homosexuales que se basará en un artículo del Código Penal que contempla la cadena perpetua para las personas que cometan "actos contra natura", según un ministro.

El ministro, que ha hablado bajo condición de anonimato, ha afirmado que la legislación propuesta será una versión del Acta Contra la Homosexualidad, que fue declarada inconstitucional en el mes de agosto en medio de la presión de la comunidad internacional.

"Sólo han manipulado el lenguaje, pero sigue siendo lo mismo. De hecho, es peor, porque la parte de la 'promoción' es más dura y castigará la financiación de los grupos humanitarios y LGTB", ha manifestado el activista Frank Mugisha, en declaraciones al diario británico The Guardian.

El Tribunal Constitucional invalidó en agosto la ley promulgada en febrero por el presidente ugandés, Yoweri Museveni, por la que se condenaba a cadena perpetua a los homosexuales y prohibía la existencia de asociaciones de gays y lesbianas.

El tribunal respondió así a la petición de diez activistas de Derechos Humanos, académicos y políticos de la oposición. El Gobierno también había recibido la presión internacional, en particular de Estados Unidos que anunció sanciones como la prohibición de la entrada al país de las autoridades ugandesas.

Sin embargo, la derogación de la ley no acabó con la persecución de la homosexualidad en el país, ya que todavía se considera delito. La homosexualidad se condena con la cárcel y la normativa de Museveni establecía además la cadena perpetua y la prohibición de las asociaciones LGTB.

Según un estudio de las Minorías Sexuales de Uganda, desde que se votó la ley se ha registrado un incremento del acoso, el chantaje, los desalojos y la tortura hacia los homosexuales. El Proyecto de Refugiados de la Ley también ha visto censuradas varias de sus actividades por "promover la homosexualidad", según el Gobierno.

¿Te interesa el contenido?