La funcionaria homófoba de Kentucky seguirá obstaculizando las bodas entre homosexuales

Kim Davis ha afirmado que los trabajadores de su oficina podrán seguir expidiendo licencias de matrimonio a parejas del mismo sexo pero que ella no las firmará, dando a entender que carecerían así de validez.

kim davis copyLa secretaria municipal retornó el lunes al trabajo por primera vez después de haber sido encarcelada por desobedecer a un juez federal al negarse a emitir licencias matrimoniales a parejas homosexuales.

El juez David Bunning la declaró en desacato y ordenó su encarcelamiento cuando la secretaria municipal se negó a emitir las licencias. En su ausencia, sus subordinados extendieron por lo menos siete licencias a parejas del mismo sexo y alteraron los formularios para excluir el nombre de Davis.

El subsecretario municipal que las emitió, Brian Mason, dijo el lunes que seguirá extendiendo las licencias, a lo que Davis, por su parte, afirmó que no interferirá con dichas licencias matrimoniales, pero declaró que no serán autorizadas por ella, por lo que dio a entender que no tendrán validez.

En su primer día de regreso en su despacho después de pasar cinco días en la cárcel hasta que otro juez ordenó su liberación, Davis dijo que estaba en conflicto entre obedecer a Dios o una directiva judicial que "me obliga a desobedecer a Dios". Davis, cristiana apostólica, considera que el matrimonio gay es pecaminoso.

Davis se convirtió en heroína de los detractores del matrimonio homosexual cuando dejó de emitir las licencias matrimoniales después que la Corte Suprema legalizara el matrimonio entre personas del mismo sexo.

 

¿Te interesa el contenido?