El canciller austriaco participa en el Orgullo de Viena

  • Disfrazados, travestidos, desnudos con pintura sobre la piel como único atuendo han salido miles de particpantes.
  • Como colofón de la marcha ha intervenido el canciller austríaco, Christian Kern, miembro del partido socialdemócrata de Austria.

christian Kern gay

La 21 edición de la marcha que recorrió el centro de Viena, iba encabezada por un espacio vacío, rodeado por los habituales encargados de seguridad, que simbolizaba la ausencia de quienes murieron en Orlando o en otros crímenes y no pueden participar en estos desfiles.

Los lemas en honor a las "víctimas de crimen por odio", contra la "homofobia" y carteles recordando "Orlando" estuvieron muy presentes en la marcha, compuesta por una veintena de carrozas, que contaba con unas 130.000 personas, según estimaciones de los medios locales.

La bandera arcoiris, símbolo de la comunidad lesbiana, gay, bisexual y transexual (LGTB) fue la que más ondeó, pero no la única de la marcha: una tela de unos treinta metros de largo y dos de ancho portada por decenas de personas recogía las banderas de todos los países del mundo.

Un hombre de mediana edad, presumiblemente iraní, portaba una bandera arcoiris en una mano y la de Irán, régimen que castiga la homosexualidad con la pena de muerte, en la otra; una mujer joven con "hiyab" (velo islamista) grababa sonriente la marcha gay con su teléfono móvil, mientras que una pareja de "refugiados LGTB" daba gracias a Austria, "su casa", mediante un lema en su camiseta.

Como colofón de la marcha ha intervenido el canciller austríaco, Christian Kern, miembro del partido socialdemócrata de Austria.

Paralelamente fueron convocadas varias contramanifestaciones, con los lemas "La marcha por Jesucristo", y otra "Marcha por la familia", pero según las autoridades no hubo incidentes entre las diferentes convocatorias.

¿Te interesa el contenido?