El Parlamento Europeo respalda el reconocimiento de las adopciones por parejas mismo sexo en toda la UE

El Parlamento Europeo ha aprobado un informe que respalda el reconocimiento a nivel de la UE de las adopciones de menores, independientemente de la orientación sexual de los padres y madres.

lgbt adoption

El informe, que fue aprobado la semana pasada por 533 votos a favor frente a 41 en contra, prepara el camino para que la futura legislación de la UE permita el "reconocimiento transfronterizo automático de las órdenes de adopción nacionales" en toda la UE.

El informe señala que, si bien "los dictámenes difieren todavía en los Estados miembros en cuanto a los principios que deben regir el proceso de adopción", el sistema actual puede causar "problemas importantes a las familias europeas que se trasladan a otro Estado miembro tras adoptar un hijo, como que la adopción no sea reconocida, lo que significa que los padres pueden tener problemas para ejercer legalmente su autoridad parental".

El informe también afirma que el principio de no discriminación debe ser afirmado dentro de la ley de adopción, protegiendo los derechos de los padres del mismo sexo bajo las disposiciones de la Carta de Derechos Fundamentales de la UE.

Malin Bjork, diputada del Parlamento Europeo y vicepresidenta del Intergrupo de Derechos LGBTI, ha declarado que "hoy el Parlamento Europeo ha dejado claro que una familia no deja de ser una familia simplemente cruzando una frontera. El amplio apoyo que este informe recibió ha dado a la Comisión un mandato claro para garantizar la plena libertad de movimiento, incluso para las familias LGBTI".

Daniele Viotti, eurodiputada, copresidenta del Intergrupo LGBTI, continuó señalando que "demasiadas familias 'arcoíris' han sido reprimidas debido a las interpretaciones heteronormativas de 'familia'. Los países deberían dejar de usar argumentos de 'orden público' para discriminar a las familias del mismo sexo. Es hora de que la legislación sea actualizada para reflejar las normas del siglo XXI".

La mayor oposición provino de los eurodiputados del Frente Nacional francés, de extrema derecha y liderados por la euroescéptica Marine Le Pen. Los eurodiputados del Partido Conservador británico y el Partido de la Independencia del Reino Unido, también de marcadas políticas antiLGTB, se abstuvieron en gran medida.

¿Te interesa el contenido?