Detienen a activistas LGTB por protestar contra candidato surcoreano

"¡Da tu verdadera visión sobre la homosexualidad!", le gritaron varios de los activistas a Moon antes de ser aprehendidos.

Trece activistas defensores de los derechos de los homosexuales fueron arrestados hoy en Seúl por protestar en el Parlamento contra unos comentarios homófobos del candidato favorito en las próximas presidenciales surcoreanas, Moon Jae-in.

Los trece, que exigieron a Moon que se retracte cuando este apareció en la Asamblea Nacional (Parlamento), fueron detenidos porque la ley surcoreana impide organizar protestas dentro del recinto parlamentario.

"¡Da tu verdadera visión sobre la homosexualidad!", le gritaron varios de los activistas a Moon antes de ser aprehendidos, según informó la agencia Yonhap.

La protesta está motivada por los comentarios homófobos que el liberal Moon, claro favorito para imponerse en las presidenciales que Corea del Sur celebra el próximo 9 de mayo, realizó en la víspera en un debate televisado.

Durante el debate, el candidato conservador Hong Joon-pyo, perteneciente al partido de la depuesta presidenta Park Geun-hye, dijo que la homosexualidad en el ejército debilita la defensa del Estado frente a Corea del Norte, algo en lo que Moon se mostró de acuerdo.

A continuación Hong preguntó a Moon dos veces si se oponía a la homosexualidad, y en ambas ocasiones replicó que sí.

Solo hoy el bloque de Moon, el Partido Popular, defendió que sus comentarios se referían a la legalización del matrimonio entre personas del mismo sexo y no a la homosexualidad en sí.

En todo caso, los comentarios durante el debate reflejan la intensa discriminación que sufre el colectivo homosexual en la cuarta economía de Asia, en gran parte por la influencia de los grupos de presión cristianos (un tercio de los surcoreanos practica el cristianismo).

Aunque la Constitución surcoreana recoge explícitamente que ninguna persona debe ser discriminada con motivo de su orientación sexual, el Código Penal Militar castiga las relaciones entre personas del mismo sexo en el seno del ejército con penas de hasta un año de prisión.

Este código militar se ha puesto en duda recientemente después de la denuncia de activistas contra un general que supuestamente trató de detectar en redes sociales la presencia de homosexuales que se encontraran realizando el servicio militar (obligatorio para todos los varones, dado que el país sigue técnicamente en guerra con Corea del Norte).

Los comentarios durante el debate presidencial se originaron a raíz de este caso, y el único de los cinco candidatos que participaron en el mismo que criticó estas palabras y que defendió la igualdad fue Sim Sang-jeung, la única mujer que concurre a los comicios bajo la marca del progresista Partido de la Justicia.

¿Te interesa el contenido?