Egipto prohíbe cualquier apoyo al colectivo LGTBI en los medios de comunicación

El Consejo Supremo para la Regulación de Medios (SCMR) ha indicado que la homosexualidad es "una enfermedad vergonzosa" que no debe ser promovida por los medios, resaltando que los homosexuales sólo pueden aparecer en los mismos "para arrepentirse".

La homofobia de las autoridades egipcias no cesa. Después de que el país haya prohibido que los homosexuales aparezcan en los medios porque, considera, que "la homosexualidad es una enfermedad y una vergüenza y es mejor ocultarla", ahora se impide cualquier tipo de respaldo público al colectivo LGTBI.

Las autoridades de Egipto han emitido una orden prohibiendo cualquier forma de apoyo a la comunidad LGTBI en los medios de comunicación, según ha informado el diario local 'Al Masry al Youm'. El Consejo Supremo para la Regulación de Medios (SCMR) ha indicado que la homosexualidad es "una enfermedad vergonzosa" que no debe ser promovida por los medios, resaltando que los homosexuales sólo pueden aparecer en los mismos "para arrepentirse".

El presidente del organismo, Makram Mohamed Ahmed, ha dicho que no se debe ignorar la situación, pidiendo informar a los padres sobre "los medios apropiados para educar a sus hijos".

"Los medios egipcios deben recalcar los daños de difundir este fenómeno (la homosexualidad)", ha dicho, agregando que "las últimas campañas promocionales que apoyan la presencia LGTBI en Egipto la presentan como un tipo de Derechos Humanos".

"Eso no es así, ya que la homosexualidad entra en contradicción con la humanidad y las religiones", ha remachado Ahmed. El comunicado del SCMR ha sido publicado días después de la detención de siete personas en la capital, El Cairo, tras ser acusadas de "incitar a la homosexualidad" y "violar la decencia", según fuentes de la Fiscalía citadas por el diario local 'Al Ahram'.

Las detenciones tuvieron lugar durante una redada en una vivienda de la plaza Ramsis en la que los seis detenidos habrían sido encontrados "en posturas indecentes", según estas fuentes, agregando que durante la operación fueron incautadas bebidas alcohólicas y drogas.

Estas fuentes subrayaron que las investigaciones apuntaron a que los sospechosos "hacían gestos" para incitar a otros hombres a "cometer actos homosexuales a cambio de dinero", por lo que podrían ser imputados por prostitución.

Además, la Policía detuvo a siete personas por presuntamente ondear una bandera del arcoiris durante el concierto celebrado por el grupo musical libanés Mashrou' Leila en El Cairo. Los organizadores del evento fueron citados a declarar.

Las detenciones y citaciones tuvieron lugar días después de que circularan por las redes sociales varias fotografías en las que algunos de los participantes aparecían portando dichas banderas, símbolo de la comunidad homosexual.

La Fiscalía sostiene que los detenidos son sospechosos de "promover la homosexualidad y ondear una bandera que representa esa práctica anormal", agregando que ha recibido varias denuncias al respecto.

Durante la jornada , el bloque parlamentario del partido salafista Nur adelantó que reclamaría a las autoridades que prohibieran a la banda --cuyo cantante es abiertamente homosexual-- volver a tocar en Egipto. La homosexualidad no está criminalizada de forma explícita por la legislación del país africano, si bien los tribunales han juzgado a numerosos homosexuales bajo leyes contra el "libertinaje", la "inmoralidad" o por "desprecio a la religión".

loading...
loading...

¿Te interesa el contenido?