Australia registra las primeras peticiones de matrimonio de parejas homosexuales

Daniel Gray-Barnett, de 36 años, y Daniel Barnett, de 39, han sido de los primeros en acudir al registro de Sidney.

El registro civil australiano ha comenzado a recibir las primeras peticiones de parejas homosexuales para contraer matrimonio, después de que el Parlamento haya dado luz verde esta semana a una reforma que llegaba respaldada también de una masiva consulta ciudadana.

El Registro de Nacimientos, Muertes y Matrimonios de Nueva Gales del Sur ha abierto este sábado para permitir que las parejas de gays o lesbianas tuviesen la oportunidad de entregar los primeros papeles, lo que da pie a que las uniones puedan formalizarse en el plazo de un mes. La oficina incluso ha reforzado su plantilla ante la previsión de un día especialmente concurrido.

Daniel Gray-Barnett, de 36 años, y Daniel Barnett, de 39, han sido de los primeros en acudir al registro de Sidney, "felices" de poder formalizar una unión que ya quisieron celebrar hace tres años con una ceremonia simbólica, según la cadena de televisión pública ABC.

Ambos se han mostrado sorprendidos por la rapidez con la que ha terminado aprobándose en Australia el matrimonio entre parejas del mismo sexo, un sentimiento que comparten con Clare Jacobs y Valenia Ballantyne. "Nunca pensamos que habría posibilidades, ni siquiera lo habia considerado", ha admitido una de ellas.

El Parlamento australiano dio luz verde el jueves a los matrimonios entre personas del mismo sexo al aprobar la enmienda de la Ley de Matrimonio que impedía las uniones a parejas de gais y lesbianas, con el amplio respaldo de las principales formaciones políticas del país.

Los australianos ya habían respaldado el matrimonio homosexual con un 61,6 por ciento en el marco de una consulta realizada durante los últimos meses a través de correo postal.

¿Te interesa el contenido?