Relato erótico: 'El rey de los gintonics'

Todavía siento su mano en la mía cuando me dio aquel gintonic con regalito. Pasé de 0 a 100 en 1.5 segundos. No recuerdo una erección de ese calibre en tan poco tiempo.