Revelan que los niveles de ADN del VIH son menores en pacientes específicos

Los investigadores han concretado que son varias las poblaciones celulares donde el VIH es capaz de establecer un reservorio, aunque la mayor parte se encuentra en unas células denominadas 'T CD4 memoria'.

Científicos del Instituto de Investigación Sanitaria de la Fundación Jiménez Díaz (IIS-FJD) y la Universidad Autónoma de Madrid (UAM) han identificado que los niveles de ADN del VIH son menores en un grupo específico de pacientes, algo determinante para estudiar la persistencia del virus y respuesta.

Desde la Autónoma han recordado que actualmente aproximadamente 37 millones de personas en el mundo están infectadas por el VIH y han reprobado que, a pesar de la eficacia del tratamiento antirretroviral (Targa), el VIH no ha podido ser erradicado.

Ahora, tras años de estudio se ha descubierto que la principal razón de la persistencia del virus es la existencia de los "reservorios del VIH", una parte del virus que tras infectar las células del hospedador se mantiene en un estado "inactivo o latente", haciéndose invisible a la respuesta inmune y al Targa.

Los investigadores han concretado que son varias las poblaciones celulares donde el VIH es capaz de establecer este reservorio, aunque la mayor parte se encuentra en unas células denominadas 'T CD4 memoria'.

No obstante, han apuntado que en los últimos años otra población celular "con gran importancia" en el desarrollo de la respuesta inmune de anticuerpos ha cobrado "un gran interés" por su capacidad de albergar el virus de forma persistente.

Se trata de las llamadas 'T CD4 follicular helper cells (Tfh)', y su contraparte en sangre periférica 'pTfh', según han mencionado los investigadores.

Este dato podría ser "de gran relevancia", ya que supone aumentar el conocimiento sobre el reservorio del VIH y apoyaría el papel del grupo de pacientes 'controladores de élite' como un modelo de cura funcional.

Los resultados del presente estudio muestran que los pacientes 'controladores de élite', además de ser capaces de controlar al virus a unos niveles muy bajos, presentarían un mejor control sobre el VIH que se encuentra en ese estado latente.

El estudio fue codirigido por José Miguel Benito, también del equipo de investigación en VIH y Hepatitis Víricas del IIS-FJD/UAM; y clínicos de diferentes hospitales de la Comunidad de Madrid e investigadores del Centro Nacional de Investigadores Cardiovasculares (CNIC).

¿Te interesa el contenido?