Sanidad recuperará la reproducción asistida para mujeres solteras y lesbianas

En 2013, el PP aprobó una reforma de los servicios del Sistema Nacional de Salud que excluía a mujeres lesbianas o sin pareja.

embarazoLa ministra de Sanidad, Carmen Montón, ha considerado hoy que "no es decente" que una mujer soltera o casada con otra mujer no pueda acceder a los tratamientos de reproducción asistida financiados, y ha dicho que hay que recuperar los derechos que se perdieron "y los vamos a hacer paso a paso, uno a uno".

En 2013, con Ana Mato como titular de Sanidad, se aprobó una nueva cartera básica de servicios del Sistema Nacional de Salud que incluía el requisito de esterilidad para financiar los tratamientos de reproducción asistida, lo que dejaba fuera a mujeres lesbianas o sin pareja que eran fértiles. La reforma se llevó a cabo con el pretexto de que "la falta de varón no es un problema médico", por lo que a partir de entonces se exigieron "problemas de fertilidad" contrastados para tener acceso a la reproducción asistida. Más adelante se dejó fuera también a las parejas heterosexuales que ya tuvieran un hijo previo.

Estas limitaciones impuestas por Mato, calificadas de discriminatorias por numerosos colectivos, provocaron que las mujeres excluidas de la nueva cartera de servicios se vieran obligadas a recurrir, si disponían de recursos económicos, a los centros privados, donde los tratamientos oscilan entre los 2.000 y los 50.000 euros en los casos más extremos.

¿Te interesa el contenido?