Hormonas, tabaco y estrés: causas del acné a los 30

El acné en edades tardías debe tratarse de forma diferente ya que la piel es más madura, más sensible y más propensa a formar cicatrices.

acneadultos17/10/2012 - Pilar Márquez El acné es conocido por su aparición en la adolescencia, sin embargo aunque suele asociarse a esta etapa conocida como "pubertad", muchas personas, una vez llegados a los 30, encuentran que todavía padecen esta molestia. Y es que el acné es considerado como un trastorno crónico que cada vez más afecta a los adultos, especialmente a las mujeres.

Los especialistas consideran el acné como un trastorno importante que no sólo se asocia a una etapa de la vida. Cada vez son más los pacientes que llegan a las consultas dermatológicas para pedir ayuda.

Según explican los dermatólogos, existen diferentes casos de aparición de este trastorno en personas que ya pasaron la adolescencia. En primer lugar puede manifestarse en personas que no han presentado nunca acné y que empieza tardíamente, las que lo tuvieron en su adolescencia y luego desapareció, y las que han tenido brotes que reaparecen en diferentes momentos.

Las causas del "acné tardío" son varias. El primer motivo puede ser de tipo hormonal, sobretodo en mujeres. Las mujeres que padecen este tipo de trastorno también presentan otros síntomas como ciclos menstruales irregulares, aumento de vello (hirsutismo) e incluso pérdida de pelo.

El tabaco es otra de las causas que producen acné, sobretodo en mujeres. Fumar es un factor agravante de un acné prexistente o un factor desencadenante en personas predispuestas.

Por último, otro de los grandes motivos que afecta también al acné en personas adultas es el estrés y la ansiedad. Se ha demostrado que el estrés es un factor determinante para la inflamación en las glándulas sebáceas a través de un mecanismo neuroendocrino, por lo que empeora el acné. Además el acné produce ansiedad, provocando un círculo vicioso de ambos factores.

Y es que los adultos deben de tener un especial cuidado con el acné. En la adolescencia este trastorno aparece en la famosa zona llamada "T". Sin embargo, una vez pasada la pubertad, el acné aparece en la "zona U": ángulos mandibulares, la zona peribucal y el cuello. Es a partir de los 25 años cuando las lesiones suelen ser de tipo inflamatorias y se necesita un tratamiento más adaptado ya que la piel es más madura y más propensa a crear cicatrices.

 

¿Te interesa el contenido?