La ONG vasca de VIH/sida Itxarobide, a punto de desaparecer por "falta de apoyos"

La presidenta de Itxarobide, Udiarraga García, ha advertido de que "recortar a los que sufren de forma más dura los efectos de la crisis es un grave error". Según ha explicado, la situación actual les abocará a la clausura "después de 11 meses trabajando de manera completamente desinteresada".

La Coordinadora Estatal de VIH/Sida (CESIDA) ha denunciado que la ONG Itxarobide, que apoya a personas coinfectadas por VIH y hepatitis C en Euskadi, está a punto de desaparecer por "falta de apoyo" institucional. Asimismo, ha alertado de que "la salud de 500 personas en Euskadi peligra por falta de acuerdo entre el Gobierno y las farmacéuticas" sobre un nuevo tratamiento.

En un comunicado, la coordinadora ha mostrado su apoyo a Itxarobide ante "la grave situación" que atraviesa. La ONG ha denunciado que el Departamento de Salud vasco no ha dedicado "ninguna dotación económica" al trabajo específico de la organización, que "es uno de los referentes en Euskadi en el counselling y educación en salud y tratamientos" y ofrece "información, formación y servicios de apoyo social a personas coinfectadas".

CESIDA ha señalado, además, que en los últimos meses ha aparecido un nuevo tratamiento para hepatitis C que "los especialistas no dudan en comparar como la penicilina del siglo XXI" y que consiste en una combinación de "dos o tres fármacos que permite curar la enfermedad al 95% de los pacientes". Según han lamentado, la producción de estos fármacos tiene un coste de 150 dólares por tratamiento, pero la industria lo comercializa a 80.000 euros por fármaco "con el argumento de que se ha de rentabilizar la inversión de la investigación".

Su presidente, Juan Ramos Barrios, ha denunciado que "se está negociando el precio del tratamiento con el Ministerio de Sanidad, aunque creemos que estas negociaciones están paralizadas por falta de acuerdo entre las partes".

En España se calcula que unas 900.000 personas viven con el VHC, 50.000 de ellas en Euskadi, aunque la mitad "no lo sabe". "Unos 500 afectados vascos por hepatitis C avanzada podrían morir en los próximos años, algunos en las próximas semanas, días, si no reciben esta terapia", han asegurado desde la coordinadora.

"Tratados de forma compasiva"

"Los médicos infectólogos de Euskadi han solicitado que varios de ellos sean tratados ya de manera compasiva con el fin de salvarles la vida, pero Osakidetza se ha negado a facilitarles tratamiento", ha denunciado Itxarobide.

Finalmente, CESIDA ha alertado, asimismo, de que la "grave situación" para entidades que trabajan en la lucha del VIH y hepatitis C "no es exclusiva de Euskadi".

Barrios ha asegurado que "muchas entidades están viendo peligrar su continuidad", como Lazos Pro Solidaridade - Comité Anti-sida de Ferrol, en Galicia, y otras "ya han sufrido recortes de servicios y despidos de personal" en zonas como Toledo, Islas Canarias, Murcia o Madrid.

¿Te interesa el contenido?