Una charla de veinte minutos puede cambiar la opinión de los votantes sobre el matrimonio igualitario

El profesor de Ciencia Política de la Universidad de Columbia Donald Green y el doctorando de la Universidad de California (UCLA) Michael LaCour realizaron un experimento en EEUU para analizar el impacto en los votantes conservadores de conversaciones con activistas homosexuales.

Una conversación de veinte minutos puede cambiar la opinión de los votantes sobre el matrimonio igualitario, según revela un estudio adelantado hoy por la revista Science.

Los investigadores partieron de la premisa de que el contacto personal puede reducir la hostilidad y los prejuicios entre personas de distintos grupos, y se plantearon si una discusión breve y activa daría resultados similares.

El resultado sorprendió a los propios investigadores, puesto que, además de detectar un aumento en el apoyo al matrimonio entre personas del mismo sexo, el efecto se mantuvo hasta nueve meses después de una única conversación, según comprobaron con una nueva consulta.

"Cuando aquellos a los que se les niega el matrimonio igualitario tienen nombres y rostros, los corazones y las mentes se abren", indicó LaCour, autor principal del estudio.

LaCour y Green centraron su estudio en una muestra de 9.500 votantes de los distritos electorales que apoyaron la prohibición de las bodas de parejas homosexuales en California, en concreto en un área particularmente conservadora.

El proyecto se inició en 2013, en el periodo en el que el Tribunal Supremo deliberaba sobre la "Proposición 8" en California, una enmienda que declaraba ilegal el matrimonio igualtiario y que se aprobó en un referéndum en 2008, poco después de que dicho estado legalizara esas mismas uniones.

¿Te interesa el contenido?