Joven transexual culpa a sus padres de su suicidio en una nota

La joven culmina su carta con un alegato a la movilización: “Mi muerte tiene que significar algo. Tiene que ser sumada al número de personas transgénero que se suicidan este año”.

joventransexual suicidioEl domingo pasado, una joven transexual de Ohio decidió acabar con su vida como consecuencia de la reticencia de sus padres a aceptar su identidad sexual. Antes de su muerte, la joven decidió dejar testimonio de su experiencia explicando, según sus palabras, cómo fueron sus propios progenitores los que provocaron su suicidio.

La nota de suicidio apareció publicada en su cuenta de Tumblr horas después de su muerte. "Si tu estás leyendo esto, significa que he cometido suicidio y, obviamente, no eliminé el comentario de mi red", así comenzaba su relato. "Cuando cumplí 14 aprendí lo que significaba ser transgénero y lloré de felicidad. Después de 10 años de confusión finalmente entendí quién era", escribía. En el mensaje culpa en todo momento a sus padres cristianos de negarse a reconocer su género y apoyarlo en una transición.

Cuando le confesó a su madre lo que sentía, ella reaccionó negativamente al punto de decirle que era tan sólo una fase y que "nunca podría convertirse en niña". "Dios no comete errores, estás equivocado", le respondió su madre. Los padres se negaron a aceptar la condición de su hija e incluso la llevaron a una 'terapia cristiana', donde lejos de ayudarla a superar su depresión, le dijeron que estaba actuando "egoísta y mal".

"Comencé a tomar una mala actitud contra mis padres y me convertí en gay en la escuela, pensando que eso podría facilitar un poco mi transición", añade.

Ante esto, sus padres se enfadaron tanto que la sacaron de la secundaria pública y le retiraron su ordenador y su teléfono. La joven subraya en la carta que "esta fue probablemente la parte más deprimente de mi vida, me sorprende cómo no me quité la vida. Estuve completamente sola por cinco meses. Sin amigos, sin apoyo, sin amor. Sólo mis padres decepcionados y la crueldad de la soledad".

"Esa es la esencia de las cosas. Lo siento si no es una razón suficiente para ti, o lo suficientemente buena para mí", escribió en su mensaje.

"La única manera en que yo descansaré en paz es que un día las personas transgénero no sean tratadas como yo y sean tratadas como seres humanos, con sentimientos válidos y derechos humanos". La joven culmina su carta con un alegato a la movilización: "Mi muerte tiene que significar algo. Tiene que ser sumada al número de personas transgénero que se suicidan este año"

En las redes sociales, las reacciones no han tardado en llegar. Recientemente, se ha abierto un grupo en Facebook llamado "Justicia para Leelah Alcorn" que ha conseguido hasta ahora más de 20 mil "me gusta".

¿Te interesa el contenido?