La funcionaria homófoba de Kentucky afirma que el papa la animó a "mantenerse firme"

La funcionaria estadounidense que estuvo encarcelada durante cinco días por negar licencias de matrimonio a parejas de homosexuales se reunió con el papa Francisco la pasada semana en Washington.

papa kim davisDavis, convertida en un símbolo de oposición al matrimonio entre homosexuales, mantuvo una reunión privada, acompañada de su esposo Joe, con el papa en la Nunciatura Apostólica de Washington el jueves pasado. La noticia se conoció a través de la propia Davis, que dijo en una entrevista con la cadena ABC que el papa la instó a "mantenerse firme".

La reunión, que el Vaticano se ha negado a desmentir, se produjo el mismo día en el que el papa Francisco pronunció el primer discurso de un pontífice católico ante el Congreso estadounidense, donde reivindicó que se escuche "la voz de la fe". 

Según el grupo cristiano, durante la reunión, el pontífice argentino y la funcionaria, de confesión evangélica cristiana, conversaron en inglés, se abrazaron y el papa le regaló a ella y a su marido un rosario que había bendecido previamente.

Kim Davis, excarcelada entre vítores el pasado 8 de septiembre, dejó de emitir todo tipo de licencias de matrimonio en junio y alegó sus creencias religiosas para hacerlo, cuando el Supremo convirtió en un derecho constitucional las uniones entre las personas del mismo sexo y legalizó estos matrimonios en todo el país.

Esta decisión obliga a los trece estados que entonces todavía lo prohibían, entre ellos Kentucky, donde trabajaba Davis, a permitir que las personas del mismo sexo puedan casarse.

Durante su viaje de vuelta al Vaticano tras su viaje a Cuba y EEUU, el papa defendió la "objeción de conciencia" en relación con la defensa de la libertad religiosa por tratarse de un "derecho humano" que, según él, no se puede negar.

"Si el funcionario del Gobierno es una persona humana, tiene ese derecho. Es un derecho humano", agregó en alusión a los que en varios países, entre ellos Estados Unidos, se han negado a aplicar leyes, como la que reconoce el matrimonio entre homosexuales.

¿Te interesa el contenido?