Un estudiante brasileño se gradúa en tacones para protestar contra la homofobia

Harto de la intolerancia y discriminación recibida por ser gay. No me aceptaron, me violaron, se rieron de mí e intentaron hacerme invisible.

universidad gay

Talles de Oliveira Faria, de 24 años, es un recién graduado en ingeniería informática y activista LGTB (Lesbianas, gays, transexuales y bisexuales). El pasado 17 de diciembre, ante la sorpresa de los asistentes, el joven se levantó a recibir su diploma vestido y maquillado de mujer mitad de camino, Faria se quitó el vestido mostrando una camiseta en donde detallaba el porqué de su atuendo: durante los años que ha estudiado en el Instituto de Tecnología Aeronáutica (ITA) de las Fuerzas Armadas brasileñas ha sufrido discriminación por su condición sexual.

El propio joven estudiante subió poco después una publicación a Facebook profundizando en los años pasados en el instituto. "Desde los 12 años llevo oyendo cosas maravillosas sobre el Instituto. Que es una de las mejores universidades del país, que te abre una cantidad de oportunidades. El instituto era mi sueño. No sabía que iba a ser la mayor decepción de mi vida", comienza el escrito. "Hice la educación secundaria en una escuela militar y ya fui con miedo de que descubriesen mi orientación sexual y me echasen y que lo descubriera mi familia, ya que en ese momento me avergonzaba de ser gay", lamenta a continuación.

El mensaje poco a poco se va volviendo más crítico con la sociedad. "Desde pequeño nos enseñan que ser lesbiana, gay, bisexual o transexual es algo vergonzoso y luego tardamos mucho en superar esas heridas. Vi homofobia en las Fuerzas Armadas, cuando se reían y expulsaban a aquellos que se atrevían a abrirse".

A su llegada al ITA, el joven decidió "que ya bastaba", tal y como señala la publicación. "O me aceptáis por lo que soy o vais a ser expuestos por lo que sois vosotros. No me aceptaron, me violaron, se rieron de mí, intentaron hacerme invisible", lamenta Faria.

Fue en su tercer año en el centro cuando decidió cómo haría frente a esta situación. "Ahí ya sabía que, cuando me graduase, iría con el vestido. Mi primera idea fue llevar algo glamuroso, una cosa bien rebuscada. Pero, como había tanto que denunciar, me pareció que más importante que estar bonito era llamar la atención sobre los problemas", explica en una entrevista con la revista 'Ego'. De ahí la camiseta con la lista de denuncias que llevaba bajo el vestido.

El ITA, vinculado al Comando de la Fuerza Aérea (COMAER), es una de las instituciones de educación superior con más prestigio de Brasil, en la ciudad de Sao Paulo. Desde el propio instituto han negado la discriminación que denuncia el joven.

El pasado 20 de diciembre, el activista subió un video a Youtube en donde critica la homofobia presente en las Fuerzas Armadas brasileñas.

¿Te interesa el contenido?