Un 'escort' gay denuncia la hipocresía de 40 sacerdotes que contrataron sus servicios

Un expediente de 1.200 páginas recopilado por un acompañante masculino en el que identifica a 40 sacerdotes y seminaristas que contrataron sus servicios en Italia ha sido enviado al Vaticano.

francesco mangiacapraEn un comunicado publicado en el sitio web de la diócesis de Nápoles, el cardenal Cresenzio Sepe indicó que decidió enviar el expediente al Vaticano debido a que “continúa la gravedad de los casos por los que aquellos que han errado deben de pagar el precio y ser ayudados para arrepentirse del daño que ocasionaron”.

El expediente, que contiene conversaciones a través del servicio de mensajería WhatsApp y otro tipo de evidencia, fue recopilado por Francesco Mangiacapra, un escort gay, quien dijo a los medios de comunicación italianos que decidió exponer a los sacerdotes porque ya no podía soportar su hipocresía y así dejaran de "predicar el odio hacia los homosexuales".

En el dossier, Mangiacapra afirmó que los sacerdotes, que se ponían en contacto entre ellos a través de la app Telegram para encontrar escorts, pagaban "cientos de euros" por servicios sexuales.

Sin embargo, Mangiacapra explicó que su decisión de enviar el documento "no era un gesto que vaya en contra de la Iglesia Católica. Estamos hablando de pecados, no de crímenes. Solo quiero que esto salga para que estas personas dejen de predicar el odio hacia los homosexuales".

"Como una persona que disfruta de la libertad sexual, no condeno la homosexualidad de los sacerdotes: la homosexualidad no es un crimen, lo que se condena es la incoherencia de estos sacerdotes", apostilló el escort.

¿Te interesa el contenido?