Piden que libro infantil sobre diversidad sexual y familiar sea accesible para todas las personas en Chile

El libro Nicolás tiene dos papás, en el que se explica la historia de un menor que tiene dos padres, tiene el objetivo de llegar a un total de 500 jardines infantiles en las próximas semanas y desde este día se encuentra disponible en formato digital.

Nicolas tiene dos papas

Expertos en Derechos Humanos han solicitado que el cuento sobre diversidad sexual Nicolás tiene dos papás, presentado por el Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh), sea accesible en todos los centros educativos de Chile.

"Existen programas de formación que son optativos en los colegios y esta información debería ser al menos accesible a los menores, la exclusión de la posibilidad no permite a los niños elegir", explicó Tomás Vial, editor general del Informe Anual sobre Derechos Humanos en Chile, presentado esta jornada en la capital del país.

A diferencia de otros materiales didácticos editados en América Latina, este proyecto cuenta con el respaldo de instituciones académicas y órganos estatales tales como la Junta Nacional de Jardines Infantiles (Junji), el Colegio de Educadores de Párvulos y la Carrera de Educación Parvularia y Básica Inicial de la Universidad de Chile.

El encargado del informe recordó que Chile está llegando tarde en materia de diversidad sexual y que la educación tiene una labor importante para informar a los menores y normalizar los nuevos modelos de familia.

"Chile no reconoce expresamente en la legislación a las parejas homosexuales y eso es una violación de varios derechos de la convención americana", agregó.

En este sentido, la encargada del capítulo del informe sobre salud mental de la infancia, Ester Valenzuela, considera que no se estudia este tema desde el punto de vista de los niños y su derecho a la no discriminación.

"Hay un deber del estado de informar a los menores e impedir la discriminación de nuevos modelos de familia en los que los menores puedan verse reflejados", afirmó Valenzuela.

Según la experta, todos los niños deberían tener acceso al cuento del "pequeño Nicolás" y que los padres después decidan que hacer con esa información.

La iniciativa del Movilh se suma a varios proyectos que la asociación ha presentado en el plano educativo a diferentes niveles y que cuenta con el respaldo también de la embajada de la Unión Europea y de la embajada del Reino de los Países Bajos.

¿Te interesa el contenido?