coachinggay grande

Nuestros pequeños triunfos de 2014. Tres claves para hacer balance del año

Man AwardEste es mi último post del 2014 y lo primero que quiero es agradeceros la acogida de la sección, y vuestro tiempo para leerla. Espero que haya sido de ayuda para algunos de vosotros, esa es mi intención en cada post.

Y segundo, que estas Navidades las estéis disfrutando, cada uno como haya decidido celebrarlas, de forma tradicional, atípicas, o como una temporada más del año que se acaba. No importa el cómo, ni con quien, ni donde, siempre que sea como tú deseas.

Se nos acumulan las tareas en estas fechas: visitas, familia, amigos, compras, Nochevieja y Año Nuevo, Reyes Magos; y lo que no puede faltar: balance del año que acaba y los propósitos de Año Nuevo.

Hagamos balance de este año que acaba. Las redes sociales, como Facebook, ya han sacado su aplicación para hacerlo. Ahora haz el tuyo personal, con todo lo acontecido, sentido, vivido, lo que te haya motivado, emocionado, lo que se haya terminado, lo que haya comenzado, mejorado o incluso desaparecido. Todo cuenta y todo suma.

¿Para qué hacer balance?

mochilaPara cargar la mochila de cosas aprendidas y experiencias que nos ayuden a comenzar y a vivir el nuevo año que tenemos a las puertas, con una actitud de que será un año bueno, que somos más capaces de lo que creemos, y que cada día merecemos ser felices; y que lo vamos a conseguir.

Para esto del balance, mirar atrás y ver todo lo logrado, quizás en el momento no nos veíamos capaces. Prohibido echar cosas negativas o que nos lastren para caminar, eso lo dejamos en el 2014. Te aseguro que es un chute de energía viéndolo todo junto. ¡Vas a flipar!

“Nene/a tu vales mucho”

¿Cómo lo haremos?

Siéntate tranquilamente, con un café calentito, o lo que te guste, música de la que relaja e inspira, y a escribir con lápiz y papel. Al menos 12 acontecimientos, uno por mes, que seguro los tienes, los más significativos, que hayan dejado huella en tu 2014.
Quizás pienses: "¿tantos?". En 12 meses o 365 días, seguro que hay muchos más de 12, irán apareciendo, tampoco hay que hacerlo en un día.

Pues vamos a ello:

  • Gafas de positividad para hacer balance: sea lo que sea lo que a lo largo del año hayamos vivido, la mejor forma de mirarlas y cerrar el año es de forma positiva. Posiblemente nos vengan a la cabeza acontecimientos que hayan sido “negativos”, según nosotros, pero no dejemos que esa sensación nos envuelva. Sácales lo positivo, que lo tiene.
  • Listado de los logros o hitos, pueden ser grandes, medianos o pequeños.  Por ejemplo: he conocido al hombre de mi vida, he roto mi relación, he aprendido a cocinar, me he tirado en paracaídas, desempleado y muy activo, tengo nuevos amigos, ayudo más en casa, me he ido a vivir solo, etc. Por cada uno de ellos, escribe, cuanto más detallado mejor.
    • ¿Cómo lo hiciste para conseguirlo? Por ejemplo: me subí a un árbol para ver mejor, me apunte a este grupo y allí lo conocí, le eche narices y se lo dije, me formé para encontrar trabajo, etc.
    • ¿Qué has aprendido, que experiencia te aportó? Sácales jugo que tienen mucho. Por ejemplo: he aprendido a decir no, a que soy capaz de romper una relación tóxica, que soy yo quien tiene que tomar decisiones, que soy capaz de encontrar al chico de mi vida.
    • ¿Qué te llevas en la mochila del 2015, que te ayude para experiencias o retos nuevos? Cosas de valor, que sumen y sean de ayuda.
  • La mochila:
    • Coge una cartulina del color que más te guste.
    • Selecciona lo que más huella haya dejado y por cada uno pinta algo, o con fotos, recortables de revistas, o lo que sea que los represente.
    • Resume debajo de cada uno las tres preguntas del punto anterior.
    • Cuélgalo para que lo veas todo el año, así no se te olvidará que tienes un par de narices para lograr aquello que quieres.

Disfrutar de la vida. Feliz Navidad y que empecéis el año lleno de ilusiones, buena energía y grandes esperanzas.

¿Te interesa el contenido?