Por qué las tiendas online han revolucionado multitud de sectores

Mucha gente siente vergüenza cuando entra en un sexshop porque se siente observada. De modo que la solución ha sido fácil: la respuesta está en las tiendas online.

Los negocios online están marcando tendencia en el sector empresarial. El aumento de este tipo de proyectos es evidente; y es que cada vez hay más tiendas en Internet en cualquier sector industrial que se demande. Además, todo son ventajas, tanto para los propietarios como para los clientes, desde el abaratamiento de los costes, la facilidad de encontrar productos y servicios que no suelen vender en tiendas físicas, hasta la amplia variedad de catálogos con pedidos que llegan a la dirección indicada en 24 horas.

El auge de las tiendas online en la actualidad

Las tiendas online forman parte de nuestro día a día, ya que cada vez existen más y más variadas. Aunque no todos los sectores han tenido la misma evolución ni necesidad de llegar a donde están ahora. Algunos sectores son igualmente efectivos ofreciendo sus productos y servicios tanto a nivel físico como online. Otros han aprovechado esta revolución para lanzar sus propuestas empresariales; mientras que los sectores más tradicionales también están adaptándose a los nuevos tiempos. Ya no hay nada que no se pueda conseguir por Internet, además suele compensar en términos de comodidad y de ahorro.

Actualmente, quedan ya pocos negocios que no tengan su espacio web personal, ya que si no apareces en Internet parece que ni siquiera existes. Ya no solo hablamos de poseer tu propia página web, además los usuarios se han acostumbrado a buscar una marca en buscadores como Google para conocer las características de esta.

Si no apareces de ninguno de estos modos, los usuarios difícilmente confiarán en la empresa. Pasando esa primera fase de familiarización con el mundo online, las empresas comenzaron a ofrecer sus productos y servicios en sus páginas web, era una gran oportunidad para expandir su popularidad y abrirse a un mercado que alcanza a mayor número de usuarios.

Sectores obligados a buscarse un hueco en la red

Hay algunos sectores industriales que no se han comercializado en tiendas físicas al mismo nivel que se han distribuido en la red. La oferta y la demanda está condicionada por muchos factores, tanto económicos como sociales y culturales.

Las fronteras económicas son evidentes, puesto que crear un negocio físico es realmente costoso; mantenerlo es todo un reto en estos tiempos difíciles.

Otros sectores han tenido dificultades en el mercado financiero por las barreras culturales y sociales de la sociedad. Este es el caso del mundo erótico que tanto ha cambiado en las últimas décadas. 

La visión sobre la sexualidad está evolucionando hacia una gran apertura ideológica de personas que luchan contra pensamientos y actitudes tradicionales en relación con el sexo. En términos generales, la sociedad no habla abiertamente sobre temas eróticos como la masturbación o las relaciones íntimas, pero no deja de ser una cuestión natural y necesaria.

En los últimos años este sector ha aprovechado la demanda social que experimentaba lanzando negocios online de venta de juguetes y materiales eróticos de todo tipo. La sociedad sigue tratando el sexo como un tema tabú, y aunque todos pensemos que somos muy abiertos, lo cierto es que en la práctica no suele ser así.

Mucha gente siente vergüenza cuando entra en un sexshop porque se siente observaba u observado. De modo que la solución ha sido fácil: la respuesta está en las tiendas online. Este tipo de tiendas eróticas ofrecen amplios catálogos con explicaciones detalladas sobre sus productos, donde puedes consultar todas tus dudas hasta que decidas que deseas comprar. Después solo queda esperar a que la tienda efectúe el pedido en el domicilio solicitado.

Por otra parte, hay empresas que han decidido suplir el hueco que existe en otros sectores industriales en cuanto a productos fabricados en otros países. Por ejemplo, en materia de electrónica algunos países asiáticos desarrollan aparatos mucho más avanzados a costes más bajos. Lo mismo ocurre en cosmética y en moda. Hay sectores que han recurrido a la red en base a la buena acogida por los usuarios.

Ventajas de crear un negocio online


Se abaratan los costes para ambas partes

Construir un negocio online es mucho más económico que uno físico. No es necesario poseer un local físico, aunque algunas empresas tienen oficinas desde las que manejan el negocio. Tampoco es imprescindible que siempre hayan empleados físicamente en un espacio concreto. Lo más importante en un negocio online es la gestión y organización del sistema de trabajo.

La venta de productos no familiarizados en tiendas físicas

Hay productos y servicios que son difíciles de conseguir mediante tiendas físicas, y más para personas que viven en municipios pequeños. Las tiendas online facilitan el proceso de compra para que puedas conseguir eso que deseas sin moverte de casa.

Amplia diversidad en los catálogos y pedidos exprés

Los catálogos son muy amplios. En muchas tiendas online tienen una gran variedad de marcas que, aunque no son conocidas internacionalmente, ofrecen productos de alta calidad. Los pedidos suelen tardar alrededor de un día, aunque depende de las condiciones de la empresa. Además, la mayoría no suele cobrar gastos de envío.

¿Te interesa el contenido?