IKEA lanza una edición especial de su icónica bolsa FRAKTA inspirada en la bandera arcoiris

Con motivo del Día Internacional del Orgullo LGBT que se celebra el día 28 de junio en todo el mundo, la multinacional sueca lanza esta promoción con el objetivo de concienciar sobre los beneficios de la diversidad para personas, empresas e instituciones y poner en valor su Plan de Inclusión LGBT+, que guía a la compañía a nivel global para asegurar un entorno de trabajo y procesos de selección inclusivos.

IKEA KVANTING 2 min

Madrid, junio de 2019.- IKEA lanza una edición muy especial de su icónica bolsa FRAKTA. Inspirada en la bandera arcoíris, llega a España estaúltima semana de junio, como edición limitada y bajo el nombre de KVANTING, coincidiendo con la celebración del Día Internacional del Orgullo LGBT. La disponibilidad en España será de 60.000 unidades que se venderán en todas las tiendas del país a un precio de 1,50 euros.

El objetivo es claro: concienciar sobre la necesidad y los beneficios de que las personas puedan desarrollarse en un ambiente y sociedad inclusivos.

“Como empresa basada en valores, apoyamos el derecho de todos nuestros empleados y empleadas a ser ellos mismos y tenemos el firme compromiso de garantizar las mismas oportunidades para todos ellos, en lo que a contratación, desarrollo profesional o cualquier otra circunstancia se refiere”, afirma Elena López, responsable de Diversidad de IKEA España.

Este es precisamente también el espíritu del Plan de Inclusión LGBT+ (Lesbianas, gais, bisexuales, transexuales + personas de todas las orientaciones sexuales e identidades de género) que guía a la compañía a nivel mundial para el fomento y consolidación de una mentalidad propicia para la inclusión LGBT+, así como la creación de un entorno de trabajo, una infraestructura y procesos de selección con la inclusión como principio incuestionable. 

“Para nosotros la igualdad es una ventaja competitiva. Podemos asegurar y así queremos transmitirlo a todas aquellas empresas o instituciones que nos quieran escuchar, que la inclusión de este colectivo resulta beneficiosa a muchos niveles: aumenta la satisfacción y el compromiso de nuestros equipos, a la vez que se reduce la rotación y las situaciones de discriminación y mejora el ambiente laboral y la fidelización de las personas, dentro y fuera de IKEA. Todas las personas debemos poder sentirnos bienvenidos, respetados y valorados por quienes somos, independientemente de nuestra orientación sexual, identidad de género o cualquier otra característica o condición personal”, concluye.   

¿Te interesa el contenido?