coachinggay grande

Amores frustrados por internet, ¿cómo gestionarlos?

¿Quién no ha quedado por internet o aplicaciones varias, o ha salido de marcha, o a otro sitio, quizás de esos que todos conocen de oídas, y ha conocido a ese alguien "especial"?

app contactos gaysViviste algo increíble, divertido, hubo aparente conexión (que cada uno interprete esa conexión…), en resumen, una "experiencia religiosa", como cantaría Enrique Iglesias. Confieso que si me ha pasado y a otros muchos que conozco, también.

Se intercambian números de móvil; y nuestro mundo empieza a cambiar, creemos que hemos encontrado al amor de nuestra vida. No te quieres separar, y vas alargando todo lo que puedes el tiempo. Y pensamos: "que bonito es el amor…", "por fin…", y las mariposas empiezan a volar.

Llegamos al día siguiente, que ya se lo hemos contado a medio mundo, y ¿qué ha pasado? ¿el amor se ha esfumado? Lo podríamos plantear por nuestra parte o por parte de la otra persona.

Hoy quiero hablaros cuando la otra parte no responde y te quedas hecho polvo; esas llamadas o whatsapp sin contestar, y ves que se ha conectado (qué malo es eso de que puedas ver la última conexión y, con la última actualización, "ahora sí lo ha leído", ¡ufff!); e insistes e insistes, comprobamos una y otra vez el móvil, vemos si funciona correctamente... ¿Os suena de algo?

No vamos a abrir viejas heridas ni machacar a la otra parte. Vamos a ver algunas ideas para gestionar ese bajo estado de ánimo que muchas veces se nos queda, y quizás mine nuestra autoestima poco a poco, si las situaciones se repiten, que por suerte o no, se pueden repetir.

Después de pasar, o mientras pasas, por la rabia, tristeza, frustración y otras emociones, te dejo algunas autopreguntas para reflexionar y seguir adelante:

  1. pasionViéndolo y observándolo desde la distancia, ¿hubo esa conexión mágica por ambas partes? Quizás no quieras hacerte esta pregunta, pero es fundamental para no engañarte a ti mismo. A veces la realidad duele, pero es necesario reconocerla, asumirla, aceptarla, para seguir caminando y no quedarnos en lo que pudo haber sido y no fue.
  2. Es cierto que puede haber una conexión especial en pocas horas siempre que hay un primer encuentro, pero ¿se puede llegar a conocer a alguien tanto en unas horas como para echar las campanas al vuelo como a veces las echamos? ¿no sería bueno, quizás, si eres de los enamoradizos, echar un poco el freno?
  3. ¡Stop! ¿Estás pensando que “jamás encontrarás lo que buscas”, “es que no me merezco a alguien especial” y cosas por estilo? Este tipo de mensajes minan tu autoestima, tus esperanzas, tus sueños y nuestra mente se los cree y nos convenceReenfoca, cambia los mensajes; eres muy capaz y te lo mereces. Claro que lo eres, ilusión que no falte, esperanzas a mogollón. El mundo es grande, muy grande.
  4. Busca el lado positivo: ¿lo pasaste bien? ¿viviste un momento especial? Disfruta el momento, quédate con eso, con ese regustillo, y vuelve a abrir puertas. Puede sonar frívolo, pero a ¿quién le amarga un dulce?
  5. Y por último, alguno me puede decir, que ya son muchos intentos fallidos… pues igual ha llegado el momento de una autoevaluación-reflexión sobre lo que realmente quieres : ¿ligue, rollito o pareja estable?, sobre tu actitud, sobre dónde y cómo...  Por ejemplo:
    • Quizás esa aplicación no sea la mejor opción para ese fin, cualquier lugar puede ser bueno, amplia el campo de acción,
    • O no contar tus desamores o aventuras al siguiente, eso a veces espanta,
    • O ser tú mismo, no el que piensas que la otra persona le gustaría que fueras. Se nota mucho la falsedad, esas conversaciones vacías de contenido, o decir que algo te gusta porque el otro ha dicho que le gusta, cuando realmente es algo que no te interesa,
    • y, sí o sí, respétate y quiérete, ¿te sirve de algo estar arrastrándote, mirando el móvil continuamente, construyendo castillos en el aire? A pasar página y seguir adelante.

¿Conoces la teoría ensayo-error-acierto? Los experimentos, si dan error, no se repiten siempre igual porque seguirían dando el mismo error; se cambian las variables hasta conseguir el acierto. Potencia, cambia, mejora o directamente elimina aquello que veas que no funciona y prueba otras cosas.

¿Te interesa el contenido?