Lo 'curvy', ¿realidad o moda pasajera?

"Se habla mucho pero siguen comprando su ropa en otras tiendas porque no se las considera normales".

curvy

El nuevo alcalde de Londres, Sadiq Khan, ha prohibido recientemente que se pongan mensajes publicitarios que puedan provocar vergüenza por el aspecto en el transporte público. Esta medida ha sido tomada como respuesta a una campaña en la que unba marca utilizaba a una mujer de medidas irreales junto a la siguiente pregunta: “¿Tienes tu cuerpo preparado para el verano?”.

En una sociedad en la que parece que el estereotipo de la figura femenina ha quedado totalmente corrompida y sometida al capricho estético de la industria, van surgiendo voces que claman conciencia social sobre la necesidad de un cambio.

La tendencia “curvy” es la que parece que ha empezado a entonar el cántico contra las medidas 90-60-90 cuyo objetivo es normalizar la diversidad. Sin embargo, ¿realmente es algo más que una estrategia de márketing, tal y como se lee en algunas revistas?

La artista y activista Yolanda Domínguez y la modelo Marisa Jara han hablado de ello: "Las cosas están cambiando de verdad. Hasta hace poco era impensable ver una chica así en una pasarela", reivindica. "Es bueno que se amplíe el tallaje, un paso más en una batalla donde entran en juego la seguridad en una misma y la autoestima", traslada Marisa Jara.

"Se habla mucho pero siguen comprando su ropa en otras tiendas porque no se las considera normales". Además, separar en los desfiles a las modelos “curvy” y a las tradicionales hace un flaco favor a la causa”, zanja Yolanda Domínguez.

Lo 'curvy', ¿realidad o moda pasajera?

El nuevo alcalde de Londres, Sadiq Khan, ha prohibido recientemente que se pongan mensajes publicitarios que puedan provocar vergüenza por el aspecto en el transporte público. Esta medida ha sido tomada como respuesta a una campaña en la que unba marca utilizaba a una mujer de medidas irreales junto a la siguiente pregunta: “¿Tienes tu cuerpo preparado para el verano?”.

En una sociedad en la que parece que el estereotipo de la figura femenina ha quedado totalmente corrompida y sometida al capricho estético de la industria, van surgiendo voces que claman conciencia social sobre la necesidad de un cambio. La tendencia “curvy” es la que parece que ha empezado a entonar el cántico contra las medidas 90-60-90 cuyo objetivo es normalizar la diversidad. Sin embargo, ¿realmente es algo más que una estrategia de márketing, tal y como se lee en algunas revistas?

La artista y activista Yolanda Domínguez y lamodelo Marisa Jara han hablado de ello:

"Las cosas están cambiando de verdad. Hasta hace poco era impensable ver una chica así en una pasarela", reivindica. "Es bueno que se amplíe el tallaje, un paso más en una batalla donde entran en juego la seguridad en una misma y la autoestima". Marisa Jara.

"Se habla mucho pero siguen comprando su ropa en otras tiendas porque no se las considera normales". Además, separar en los desfiles a las modelos “curvy” y a las tradicionales hace un flaco favor a la causa”. Yolanda Domínguez.

¿Te interesa el contenido?